Romeo Santos sube la temperatura

Más de 12 mil personas bailaron y cantaron con el Rey de la Bachata, quien ofreció un gran espectáculo lleno de energía y sensualidad.
La escenografía creó un ambiente único para el concierto
La escenografía creó un ambiente único para el concierto (Nacho Reyes)

Guadalajara

El Rey de la Bachata, Romeo Santos, llenó el Estadio de Beisbol de Los Charros de Jalisco, pues más de 12 mil personas se dieron cita anoche para bailar con la música del estadunidense.

Cuando el reloj marcaba las 22:30 horas, se escuchó la peculiar voz del cantante, quien arribó al escenario en una plataforma y con una baqueta golpeó un tambor simulando el ritmo de un corazón acelerado, similar a la frecuencia elevada de sus fanáticos.

El concierto comenzó con los temas “Inocente”, “Amigo”, “Por un segundo”, “Loco”, que hicieron que las parejas se levantaran para bailar sensualmente.

“Escucha las palabras de Romeo”, y tras decir “Guadalajara” se desató la ovación de los asistentes. “¿Cómo se escucha Guadalajara esta noche? ¡Viva México!”, expresó y después tomó su celular para registrar el momento.

Siguió con “Mi corazoncito” y “Cancioncitas de amor”. Romeo Santos pidió a su guitarrista que tocara diferente y que le hiciera el amor a su guitarra para emocionar a las hermosas mujeres con su requinto para continuar con “Su veneno”.

“Que se sienta allá arriba y aquí abajo. Fuerza. Qué lado manda”, motivó el artista a los asistentes para que movieran sus manos de lado a lado e interpretó “Promise”.

Antes de cantar “Los infieles” dijo: “Siento una vibra cuando canto esta canción y se identifican porque son infieles”. Explicó que los hombres engañan por ignorancia, en cambio las mujeres por venganza o por conexión de amor.

Después, el cantante pidió que todos brincaran y bailaran en “Noche de sexo”, ya que podría ser una noche de Aventura, emoción y sexo. “El que no brinque, no se siente orgulloso de ser mexicano”.

Hizo un brindis por los mejores fanáticos del mundo: “Por ustedes, los Romeristas”, lanzó besos y dijo: “Llévame contigo mami”.

A pesar de tener la voz ronca, Romeo no dejó de gritar y moverse:“¿Dónde están las mujeres sexis, bonitas e independientes?”, gritó.

Uno de los momentos más eufóricos se vivió cuando una chica, de nombre Lucero, subió al escenario para recibir besos en el cuello, mano y en la boca cuando Romeo interpretó “Un beso”.

Además, el cantante invitó a varios hombres a participar en una dinámica de completar la letra de sus temas, y si lo lograban recibirían un disco autografiado.

Mientras Romeo cantaba temas románticos, las parejas se besaban y bailaban pegados para enfrentar en calor y quitarse el frío.

Otras canciones que formaron parte del repertorio de la velada fueron “La diabla”, “El malo”, “Eres mía”, “Ella y yo”, “Si yo muero”, “Todavía me amas”, “Obsesión”, y con “Propuesta indecente”, se despidió a las 00:47 horas acostado en una cama acompañado de una rubia.