Roger Waters reconoce la relevancia de tocar en el Zócalo

El guitarrista G. E. Martin, quien ha acompañado al cantante en su gira "The Wall", habló sobre lo que significa para ellos presentarse en México, esencialmente en el primer cuadro de la ciudad.

México

La psicodelia musical de Roger Waters vuelve a México y tanto como sus músicos, están conscientes de que esta visita no será como cualquier otra.

El ex líder de Pink Floyd llegó desde la semana pasada a la capital y el lunes salió para repartir algunos autógrafos a los pocos afortunados que estuvieron varias horas afuera del hotel.

Ayer, previo al concierto que dará esta noche en el Foro Sol, el cantante decidió no salir, pues sentía ligeras molestias en la garganta; sin embargo, el guitarrista G. E. Martin, quien ha acompañado a Roger Waters en su gira The Wall, habló sobre lo que significa para ellos estas presentaciones, sobretodo la que tendrán el sábado en el Zócalo.

“Del Zócalo sabemos de su importancia. Paul McCartney tocó ahí y sabemos que un gran público estará con nosotros, y eso nos emociona mucho. Será un concierto memorable”, comentó en entrevista G. E. Martin al salir del hotel St. Regis, donde se hospeda la banda.

Él repartió algunos autógrafos y mencionó que todos están preparados para los próximos conciertos. También dijo no saber nada de las marchas que se han hecho en los últimos días (Ayotzinapa y Frente Nacional por la Familia).

A las afueras, todo el tiempo hay fanáticos, y uno en especial quien se dice ser el líder del club de fans, anunció que hoy Roger Waters estará repartiendo autógrafos. Los que estaban presentes se anotaron en una lista para que de manera ordenada se repartieran las rúbricas.

Rosa Elena González fue la primera señora que llegó a registrarse. Llegó desde Chalco a formarse las 5:15 de la mañana: “Vengo de una generación donde la música de Pink Floyd, como la de Roger Waters, fue para mí un consuelo”.

“El concepto del muro para mí es mágico, ya que en una etapa de mi vida me identifiqué con toda la idea del disco The Wall y  de The Dark Side of The Moon. Para mí es muy espiritual todo porque Roger, como ser humano, tiene una conexión con nosotros; su creación y su música me hacen tocar el cielo, me transporta”, expresó la admiradora.

Diana Pérez de 21 años fue otra de las seguidoras del músico. Llegó a las 4:50 de la mañana para buscar un lugar y terminó siendo la segunda en la fila de registro.

“Cuando llegué estuve dando vueltas porque no sabía por dónde quedarme, esperé hasta que vi a la señora y me uní, ya después llegaron más”.

La joven intentó llegar ayer por la tarde al ver en noticias de internet que el cantante salió a saludar a sus fans, pero no logró verlo, así que volvió por la mañana.

Al preguntarle qué le diría a su ídolo en persona, contestó: “Agradecerle por el legado que ha dejado al mundo no solo musicalmente, sino también como ser humano”.

Después de informarle a los fans que Roger saldría únicamente a comer al restaurante del hotel y después subiría a su cuarto, ella dijo que regresará mañana temprano por otra oportunidad.

Otra joven de 24 años llamada Naztienka, quien ya ha tenido la fortuna de ver al músico en 2012 en el mismo hotel, se mostró feliz por poderlo ver de nuevo: “Todo lo que tenga que ver con Pink Floyd me gusta bastante; ha influido mucho en mi vida, me ha ayudado a crecer como persona, sus letras me ayudan a salir de una depresión y tener una mejor relación con mi familia”, dijo la admiradora, quien se encontraba en la fila. 

CLAVES

SU ESTANCIA

El cantautor fundador del grupo musical Pink Floyd realizó ensayos en el Foro Sol, donde ofrecerá dos conciertos.

El viernes 30 asistirá a la Cineteca Nacional para presenciar el estreno del documental The Occupation of the American Mind.

El próximo sábado 1 de octubre ofrecerá un concierto gratuito en el Zócalo, el cual está programado para iniciar a las 20 horas.