Hacen temblar Plaza Mayor más de 40 mil Laguneros

Este sábado las bandas de esta edición del Rockoahuila 2016, Banda Bastón, Los Wookies, Kinky y Maldita Vecindad, hicieron bailar a los asistentes.
Al llegar la medianoche el público entero fueron de la Maldita Vecindad.
Al llegar la medianoche el público entero fueron de la Maldita Vecindad. (Miguel González)

Torreón, Coahuila

La explanada de la Plaza Mayor de Torreón tembló con la bailada que dieron alrededor de 40 mil laguneros que asistieron anoche al Rockoahuila 2016, que en esta edición contó con la participación de bandas con una miscelánea de géneros musicales: Banda Bastón, Los Wookies, Kinky y la más aclamada por el público, la Maldita Vecindad.

En punto de las 20:00 horas arrancó el concierto con las rimas del dúo de rap Banda Bastón, quienes tuvieron como invitado especial a uno de los integrantes de Caballeros del plan g, con él, tocaron el tema de la serie de televisión “Fresh prince of Bel air”, además de sus mayores éxitos.

Abandonaron rápido el escenario para dar lugar a los Wookies, una banda que combina la música electrónica con el techno y disco, con una actitud sobre el escenario que rápido animó al público, pues en cuanto sonaron las primeras notas de sus canciones el mar de gente empezó a brincar, a hacer intentos de bailar como robot y a lanzar botellas por el aire.

La tercer agrupación que subió fue la regiomontana Kinky abriendo su intervención con “Desaparecer”, a la que le siguieron “Quemarnos” (y todos bailaron hasta quemarse), “Alma de Neón”, “Primer amor”, “Te vas”, entre otras.

Al llegar la medianoche el escenario, la Plaza Mayor y el público entero fueron de la Maldita Vecindad, que celebra 30 años de trayectoria.

Empezaron con “Machetero y vendedor de amor”, de esta, “No aguanto más, quiero bailar”, una canción cuyo nombre pudo ser la consigna de la noche, pues al parecer nadie se aguantó las ganas.

La canción que destacó fue “Morenaza”, ya que la dedicaron a las mujeres que luchan por sus derechos, contra la violencia, y para los hombres que las respaldan y sobre todo, que las respetan.