Justin Timberlake cierra con baile Rock in Río

El cantante se presentó en Lisboa ante más de 70 mil personas.

El cantante estadunidense Justin Timberlake cerró ante más de 70 mil espectadores la sexta edición del festival musical Rock in Rio Lisboa con un espectáculo coreográfico de pop bailable.

Timberlake apareció vestido de traje negro, zapatillas blancas deportivas y su clásico bombín con clavel rojo enganchado y empezó por rendir tributo a Michael Jackson con canciones como "Shake your body".

Se movió con clase, acompañado de una decena de bailarines y músicos, animó a los asistentes con aplausos, les dejó cantar y emocionó con un registro variado de baladas, soul, funky, blues y ante todo mucho pop.

Timberlake desglosó los éxitos de su tercer álbum de estudio 'The 20/20 Experience' como "Suit & Tie", el primer sencillo que lanzó en enero de 2013 junto al rapper Jay-Z, y recordó sus inicios en solitario con "Justified" (2002) y "Future Sex/Love Sounds" (2006).

Antes de Timberlake, la británica Jessie J apareció flamante en el escenario con un vestido blanco corto, plataformas altas y labios pintados de fucsia, no dejó de bailar y animar al público en una hora y media de concierto.

La cantante repasó su último disco 'Alive' con sencillos como "It's my party" y la potente "Sexy Lady", a la que su público se entregó coreando hasta la última letra.

Pero Jessie Ellen Cornish se dejó guiar sobre todo por su álbum debut "Who are you" (2011), mejor recibido por los asistentes, y calentó una noche fría de junio.

Más tranquila, calmó a sus seguidores con una interpretación de "Wonderwall" de Oasis, sentada y acompañada de una guitarra acústica y coro.

Para la recta final, dejó su referente musical, "Price Tag", la canción con la que se dejó llevar más en el escenario con sensuales posturas, saltos exagerados y vítores dirigidos a su público.