Pharrell y Thicke apelarán veredicto por caso Blurred Lines

El abogado de los intérpretes insistió en que sus clientes crearon el éxito musical de 2013 desde "sus corazones y sus almas".
'Blurred Lines' fue la canción del verano en 2013.
'Blurred Lines' fue la canción del verano en 2013. (especial. )

México

Luego de que un juzgado en California determinara que Robin Thicke y Pharrell Williams cometieron plagio del tema "Got to Give It Up" para componer el éxito musical de 2013, "Blurred Lines", el abogado de los intérpretes informó que sus clientes apelarán el fallo que contempla un pago de 7.4 millones de dólares por infringir los derechos de autor.

"Mis clientes saben que ellos escribieron 'Blurred Lines' desde sus almas y corazones y de ninguna otra fuente", expresó Howard King, abogado de los cantantes, a 'Fox Business Newss'. "Agotaremos cada recurso posterior al juicio para hacer ver que este veredicto no se sostiene. Lo vemos como estar en la séptima entrada de un juego que podría irse a entradas extras".

Al salir del juicio, que concluyó el pasado martes, el abogado señaló que la decisión a favor de los herederos de Gaye podría tener un efecto negativo en los músicos que tratan de emular una época o el sonido de otros artistas. Ahora que Pharrell y Thicke apelarán, señala que "se lo debemos a los compositores alrededor del mundo, para asegurarles que este veredicto no se sostiene".

Ahora, 'The Hollywood Reporter' informa que el multipremiado tema "Happy", de Pharrell Williams, ha sido señalado como similar a "Aint That Peculiar", también de Marvin Gaye, que fue lanzado en 1965.

Al respecto Howard King comentó: "Pharrell ha admitido fácilmente que Marvin Gaye es uno de sus ídolos. Pero es como la seda y el rayón. Si este es el modo en que va a funcionar la ley, entonces el creador del rayón debería cuidarse de las leyes de los propietarios de la seda, porque, aunque se sientan igual, son estructural y completamente diferentes, al igual que estas canciones".

Esta postura contrasta con la de los demandantes. Robin Busch, abogado de los Gaye considera que Williams y Thicke fueron más allá de tratar de emular el sonido de la música de Gaye de finales de la década de 1970 y copiaron directamente la pieza 'Got to Give It Up' de la leyenda del R&B.

Tras el veredicto, Nona, la hija de Marvin Gaye, lloró y dijo a los medios: "Ahora me siento libre. Libre de las cadenas de Pharrell Williams y Robin Thicke y lo que trataron de hacernos y las mentiras que se dijeron".