Conquista Río Roma en la Feria de Gómez

El dueto hidalguense se presentó la madrugada de este domingo, ante dos mil laguneros, presentando su gira ''Vivámoslo Tour. Amar la vida''.
Con letras llegadoras, los hermanos prendieron a los laguneros que se encontraban reunidos en la Expo Feria.
Con letras llegadoras, los hermanos prendieron a los laguneros que se encontraban reunidos en la Expo Feria. (Miguel Ángel González)

Gómez Palacio, Durango

En homenaje a la vida, bajo el título de "Vivámoslo Tour. Amar la Vida", los hermanos Raúl y José Luis Ortega se presentaron ante dos mil laguneros en la Expo Feria de Gómez Palacio al filo de la madrugada de este domingo 19 de junio.

Río Roma, como se denominan los hermanos hidalguenses, presentaron una noche de romance. Sus letras y música cargadas de loas a ese sentimiento tangible y elusivo, fueron coreadas por los asistentes al Palenque de esta Feria que se ha consolidado en la región.


Destacaron su dueto con la Sonora Santanera, "Amor de Cabaret", que quedó hermosa y que les ha permitido ampliar su rango de edades respecto a seguidores.


En rueda de prensa previa a su llegada a escena, hablaron del clima, de que para ellos entre mas gente conozca su música. También sobre derechos de autor y que es la primera ocasión que están en Gómez, contentos por eso.

En tanto, la gente chiflaba desde sus asientos en el Palenque. " La Comarca nos hace muy feliz. Traemos nuevo show con mariachi. Está muy cañón el show y vamos a animarnos por el resultado de México contra Chile. El Palenque tiene una cercanía con la gente muy especial", comentaron.

Y los tienen. Los laguneros, guapos como siempre, estuvieron desde temprano a la espera de ellos, que quieren siempre entregar buena música, quienes han escrito para intérpretes como Ha-Ash o Arjona y que han logrado acariciar el éxito, pero sobre todo, los corazones de cada persona que escucha alguna de sus canciones.

Y por que la música es universal, la noche lo fue también para quienes se permitieron disfrutar, llorar o padecer, en el mejor sentido de las palabras, de esas letras convertidas en oro de música.