Regina Orozco canta al despecho en el Metropólitan

La 'Diva Irreverente' deleitó a dos mil 800 personas en la velada, dentro del espectáculo 'Canciones pa'lavar trastes'.
El público pasó una velada de canto y alegría con la intérprete.
El público pasó una velada de canto y alegría con la intérprete. (Notimex)

México, DF

La cantante y actriz Regina Orozco "lavó sus penas", durante el concierto que ofreció en el Teatro Metropólitan, recinto donde le cantó al despecho y al amor.

Con diversos 'covers' y temas propios, la 'Diva Irreverente' deleitó a dos mil 800 personas, cifra de acuerdo con los organizadores, en esta velada que calificó como mágica, dentro del espectáculo titulado "Canciones pa'lavar trastes".

Risas, lágrimas y muchas anécdotas de la anfitriona se escucharon en la presentación de la llamada "Megabizcocho", quien presumió su potente voz, mientras que contaba algunas de sus historias amorosas.

Acompañada por dos coristas, un bajista, baterista, saxofonista y dos tecladistas, aprovechó la oportunidad para mostrar su nuevo video del "cover" "Sin él" y agradecer a sus fanáticos, quienes la ayudaron a reunir 300 mil pesos a través de Fondeadora y así poder grabar el álbum que le da nombre a este "show".

Además, rindió homenaje a los comerciales y videoclips de los años 80 y 90, al mostrar dos recuentos de esto durante algunos minutos.

Luego de la voz de Orozco, quien dijo que se escucharían durante esta presentación temas para arrastrados, sobajados y que hacen daño, apareció en escena la anfitriona con un vestido verde para interpretar "Vivir así es morir de amor".

En seguida, la tarima se convirtió en una cocina, lugar al que llegó un plomero y con quien Regina interactuó durante la velada.

"Cuando encontré mi primer amor yo tenía 15 años y él 60, era mi maestro de inglés, era hermoso, guapísimo como "El Puma". un día sucedió lo inevitable, pues me plantó un beso, los días eran tan felices, yo le hablaba con mi pésimo inglés y él con su pésimo español", aseguró.

Después de varios años, mencionó que ya lo encontró en Facebook, "ahora tendrá 95 años, ¿se acordará de mí?", señaló antes del tema "La maldita primavera".

Acto seguido, platicó la historia de otro amor que tuvo que coleccionaba patitos, todo era perfecto hasta que ella se aburrió de él, "le decía que me dormía con él y no se iba; me gasté todo su dinero y le tiré toda su ropa a la basura, hasta que fueron sus papás por él", aseguró antes de "Heridas" y "Sin él".

Minutos después interpretó "Por cobardía", sentada en un banco con un escenario de un bosque con neblina, para seguir con "No controles", original del grupo Flans, y "Cómo te va mi amor", ahora con un vestido rosado con flores.

Durante la velada además sonaron temas como "Mírame (Cuestión de tiempo)", "Él me mintió", "Perra enamorada", "No puedo más", "Ese hombre", "Gata bajo la lluvia", "Si ese tiempo pudiera volver", "Me cuesta tanto olvidarte", "No querías lastimarme" y "Detrás de mi ventana".

Ahora ataviada con un tercer vestido azul con rojo, contó la historia de amor que tuvo con un "chacalón", alguien a quien conoció jugando "Candy crush", un hípster y un cargador de la Central de Abasto, por quien subió muchos kilos, sólo por amor.

"Les he estado compartiendo estas historias románticas llenas de pasión y he descubierto mi vocación: soy terapeuta; cantando estas canciones y sus mensajes descubrí que ahí están todas las respuestas para tener una vida sana en pareja.

"Escúchenlas, vívanlas y verán que su vida se va a solucionar; ahora hagamos una terapia en grupo ¿a quién de aquí lo han traicionado?", afirmó antes de interpretar dos temas más: "Porque te vi venir" y "Coca lait". "Gracias a los fondeadores ahí está el disco, lo logramos, sean muy felices", mencionó antes de retirarse.