Pepe Aguilar pide lo recuerden bonito

Para cerrar el ciclo de presentaciones en el Palenque de la Feria de Gómez Palacio este año, el más joven de la dinastía Aguilar emocionó con su música a más de seis mil laguneros.
Pepe lucía un traje de charro negro y sombrero blanco.
Pepe lucía un traje de charro negro y sombrero blanco. (Alejandro Alvarez)

Gómez Palacio, Durango

Esperado por los laguneros, el cantante Pepe Aguilar se presentó en el Palenque de la Feria Gómez Palacio, ante más de seis mil personas que casi llenaron las instalaciones. Fue el único artista que logró esta hazaña.

Todo tipo de público se dio cita en este lugar desde temprano para poder deleitarse con una noche de música mexicana.

El escenario fue adornado con lámparas japonesas blancas que se iluminaban según iba cambiando la luz de los reflectores del Palenque.

Leticia es un talento descubierto por Pepe Aguilar, quien de esta forma promueve la música mexicana

Mariachi, guitarra acústica y eléctrica, acordeón, bajo, teclados, batería y coristas, fueron los acompañantes ideales de la música que esa noche se escuchó y sobre todo de la excelente voz del integrante de la dinastía Aguilar.

Leticia López, la "Reina del Mariachi" originaria de Guadalajara abrió con su poderosa voz la noche, cantando "Rebozo de seda", "Leña de pirul" y cerrando con "Estos celos".

Poco después, con traje de charro en color negro y bordados dorados, así como un sombrero claro, apareció en escena Pepe Aguilar, en medio del aplauso y el grito unánime de los laguneros, cantando "El Zacatecano".

La siguiente en el repertorio fue "Por una mujer bonita", melodía que puso a cantar a todos.

"Me vas a extrañar" y "El amor de tu vida", dejaban una estela de aplausos y gritos de emoción, a lo que correspondió aventando un pañuelo que cachó una señora.

Fue entonces cuando el cantante hizo una pausa y se dirigió al público.

Pepe Aguilar no dejó de alentar a los asistentes a cantar con él

"Que chulada estar en La Comarca Lagunera y ver que ya tengan la confianza de salir a divertirse", aludiendo a los tiempos en que casi nadie andaba en la calle por la violencia. 

Señaló que hacía tiempo que no visitaba la región, por lo que se sentía contento de volver al lugar que dijo ha aprendido a querer.

Invitó a todos los presentes a enamorarse y remató su discurso con el doloroso 'No era penal'.

"Pero estamos aquí para olvidar a esos méndigos árbitros" y la respuesta del público fue el grito de guerra en las tribunas de "Eeeeeh, puto", aunque Aguilar les pidió que no lo dijeran, pues estaban reunidos para cantar "y no para decir tarugadas".

Gratos recuerdos para los laguneros vinieron después, con "Recuérdame bonito", "Chaparrita", "Ni contigo ni sin ti", "El Rey", del maestro José Alfredo Jiménez.

A coro, el pleno del Palenque cantó "Mi Credo", en el mejor cierre que pudo tener este foro musical.