Baila el Mérida Salsa Fest con Óscar D'León y Willie Colón

Los músicos conquistaron a miles de seguidores durante casi nueve horas.
Óscar de León hizo vibrar a miles de asistentes a su concierto.
Óscar de León hizo vibrar a miles de asistentes a su concierto. (Notimex)

Mérida

Miles de seguidores se dieron cita en el Mérida Salsa Fest para bailar y presenciar la actuación de la figuras emblemáticas de este género como Óscar D'León y Willie Colón.

Durante casi nueve horas, los amantes de la "soberana" se movieron al ritmo de músicos de la talla de Rey Ruiz, Charlie Cordera, Los Gaitanes, así como Mayito Valdés y la Familia, "La Siembra" y Moré, estas últimas, agrupaciones locales.

Canciones como "La Múcura", "Aguanile" o "Kímbara", además de la evocación del nombre de Benny Moré, recordaron al principio del encuentro la cercana presencia de Cuba y su influencia musical y cultural sobre Yucatán y la Península.

Cuando los rayos solares aún estaban en su apogeo, cientos de personas hacían largas filas a las puertas del Jardín Carta Clara (al oriente de la capital yucateca), para ser los primeros en ingresar al recinto y estar cerca del mega escenario instalado para la actuación de los "The Kings".

Sin embargo, fue hasta que la noche empezaba a "morir", cuando Los Gaitanes salieron a escena ante el júbilo y aplauso de los presentes que se regocijaron con los acordes de canciones como "Por ella", "Te conozco" y "Gallo Pinto".

Charlie Cordera puso el toque romántico al "Salsa Fest" con melodías como "Hagamos lo que dice el corazón", "Por retomarte", "Se pareció tanto a ti", "De amor ya no se muere", "Una aventura" y "Quiero dormir cansado", que interpretó junto con Los Gaitanes.

La popularidad y magia de Rey Ruiz también se hicieron presentes cuando los seguidores aplaudieron al unísono la primeras notas musicales de "Luna Negra", con la cual, aquellos que se encontraban aún en sus asientos saltaron a bailar.

"Si te preguntan" justificó el esfuerzo de personas como Amanda, quien se trasladó desde Cancún para participar en este festival.

"Regalo" hizo recordar al salsero no sólo que era 10 de mayo, sino que además era el cumpleaños de quien le diera la vida, para el aplauso generalizado que prosiguió cuando felicitó a las madres latinas por ser mujeres amorosas y valientes.

Básicamente a capela, Ruiz interpretó "Creo en el amor", le siguió "Mi otra mitad", "La media vuelta" a dúo con Los Gaitanes, y "No me acostumbro", con la que cerró su actuación ante un público que le pedía quedarse en Mérida.

Sin embargo, fueron las primeras horas de este día las que tenían reservado lo mejor del evento, y esto se comprobó cuando al unísono se escuchó el tono característico del trombón de Willie Colón y "Talento de Televisión".

Colón presumió su edad (65 años), así como la vitalidad que le permitió viajar de Nueva York a Mérida en unas cuantas horas, en comparación con lo que tardaba en antaño desde Estados Unidos a Puerto Rico, cosas que dijo son buenas y, tras un mensaje espiritual, continuó con "Qué será".

"Gitana" puso a corear a los presentes, como también lo hizo "Idilio" que interpretó junto a "Cuco" Peña, ya que "para quien originalmente fue creada no pudo interpretarla, pero de esta manera logré que el maestro cantara", recordó Colón.

Una especie de histeria musical colectiva llegó cuando Colón cantó "El gran varón", con un monumental coro cuyos integrantes (el público) parecían poner lo mejor de sí para estar en sintonía con la voz de su ídolo.

"De qué me vale" fue la antesala del final de su actuación, que para algunos, por momentos se tornó "fría", empero pareció superar esos comentarios cuando "El malo del Bronx" cantó "La Murga de Panamá".

Cuando las manecillas del reloj empezaban a marcar el inicio de nueve horas de festival, el mayor de los demonios salsero se hizo presente y, con su característica picardía, su habilidad para improvisar y su amor a la música, dio un nuevo aspecto al encuentro que parecía concluiría con los primeros rayos de sol.

Vestido de manera informal; con camisa por fuera del pantalón pero la voz muy pulcra y afinada, el venezolano Óscar D'León puso a bailar hasta a los más escépticos de la salsa, rindiendo durante su presentación honor a grandes de la música mexicana como Agustín Lara y Armado Manzanero.

Hasta los "chaperones" danzaron con "Detalles" y, ante el regocijo de todos los yucatecos y conocedores de Manzanero, D'León cantó a capela una estrofa y el coro de "Somos novios", dio pie a algunos arrumacos cadenciosos.

La interacción con su público y músicos, así como las coplas de "Ven morena" pusieron mayor sabor a la noche y al final de ésta, de nuevo provocó algarabía cuando a capela cantó una estrofa y el coro de "Veracruz", del inmortal Agustín Lara, seguido de la frase "Bamba".

"Dile que se va a caer", "Llorarás", "Ausencia", "Me cayó del cielo" (a dueto con Los Gaitanes), formaron también parte del repertorio durante el cual permitió que uno de sus seguidores subiera al escenario para bailar, lo que fue aplaudido por los fans.

A pesar de la negativa de numerosas personas que acudieron al Jardín Carta Clara, D'León anunció su despedida entre anécdotas y una pieza de blues hasta repetir una de su melodía emblema; "Llorarás", con lo que llegó a su fin el Mérida Salsa Fest, más no así el reinado de la salsa.