Refrenda La Oreja su amor por México

La agrupación española cumplió la promesa de regresar este año al Auditorio Nacional; el reencuentro cautivó al público.

Ciudad de México

La lluvia que de pronto inundó la ciudad, el tránsito de Reforma y el ruido ensordecedor quedaron atrás apenas sonaron en el Auditorio Nacional los primeros acordes de "Rosas", endulzados con la potente y clara voz de Leire Martínez.

La Oreja de Van Gogh estaba de vuelta en el Coloso para vivir con los chilangos una velada romántica al ritmo de temas como "Inmortal", "Perdida" y "Vestido Azul".

Una noche fría y un público bien abrigado acentuaban el íntimo ambiente en el recinto, cuando Leire pronunció: "Como sabéis hemos intentado estar un poquito más cerca de ustedes con nuestro Primera Fila", antes de interpretar el nostálgico tema "Palabras para Paula", acompañada sólo por Pablo.

Las melodías sonaban en un coro de casi 10 mil personas, quienes parecían no echar de menos a los invitados del disco. Pero la noche guardaba sorpresas, y los españoles presentaron a sus invitadas.

Hannah y Ashley, las Ha*Ash, llegaron al escenario para acompañar a Leire con el tema "La Playa".

A partir de entonces, la energía desbordó. "Dulce locura" y "Muñeca de trapo" provocaron que Leire se desbaratara hasta dejarse caer en la tarima mientras su público no paraba de aplaudir.

Los sentimientos ya estaban a flor de piel. "Hay canciones con las que, a pesar los años, siguen ocurriendo cosas como éstas", dijo Leire antes de que todo el Auditorio cantara al unísono "Deseos de cosas imposibles". La oscuridad se cortó con la tenue luz de los celulares que también eran aprovechados para capturar momentos de "Jueves".

El show estaba por terminar, no sin que antes La Oreja ofreciera "Pálida Luna", "un tema inédito, aunque muchos de ustedes ya lo conocen".
Una ola de energía arrasó en el Auditorio, cuando sonaron "Pop" y "Puedes contar conmigo".

"Gracias, México. ¡Hasta siempre!", se despidieron los españoles, mientras recibían del público una bandera de México. Leire, Xabi, Pablo, Álvaro y Haritz se cubrieron con ella para luego desaparecer del escenario.