Lleva la fiesta en paz en DF

Miley Cyrus se presentó en la Arena Ciudad de México sin más escándalos que los acostumbados en su tour Bangerz.
Miley emocionó a los asistentes.
Miley emocionó a los asistentes. (AFP )

México

La Miley Cyrus que visitó México en mayo del 2011 esta muy lejos de la que regresa después de tres años a nuestro país. De hecho, esta gira está estrictamente dirigida a todos aquellos que comulguan con la nueva Miley Cyrus.

El show dio inicio (10 minutos antes de lo programado) con la lengua gigantesca que hace referencia al gesto por excelencia de la cantante. "Bangerz", tema que da título a su nuevo disco es también la apertura del censurado show, que a nuestro país llego incompleto (sin algunos elementos visuales como un perro gigante o un hot dog volador).

Luego vino "4x4", el tema que mejor representa los orígenes de Cyrus, nacida en Nashville "Soy una mujer rebelde ¿Quién lo puede decir?" es el grito de guerra de la canción, mientras que los movimientos cargados de sexualidad continúan en el escenario. Llegaron otros temas integrados en su más reciente álbum "Love, money, party" y "FU", parte de la nueva forma de vida de la interprete.

"Ciudad de México, me han dicho que son un público enorme, quiero que echen el mejor desmadre en este concierto", fueron las palabras de la cantante para interpretar "My darlin", en la cual se puso un vestido tradicional mexicano que fue aventado al escenario por uno de sus seguidores. Después de un intermedio rock, llegó "Do my thang" donde sus 10 bailarines lucieron explícitas coreografías siguiendo a su líder.


"Esta es una gran fiesta. No quiero que se desmayen por eso les voy a dar de mi agua", dijo la cantante y repitió el ritual ya hecho en Monterrey un par de veces, escupir agua a sus fanáticos, aquellos que pagaron el boleto más caro de la noche y que lejos de tomarlo como una ofensa, lo consideran un honor irremplazable.

Con "Adore you" y "Drive", la cantante lució su capacidad vocal. Una de las sorpresas de la lista de canciones programada fue "Lucy in the sky with diamonds" la cual dedicó a los animales "Hay que pensar en el trato a los animales y aquellos que los tratan de manera injusta. Pero se que ustedes son jodidamente increíbles, que apoyan la causa y los quieren", dijo Cyrus por lo que recibió una fuerte ovación.

Las sorpresas siguieron en cuanto a lo musical "Esta es la primera vez que voy a interpretar esta canción en la gira. De hecho esta es la primera canción que interpreté en un escenario. Es un clásico de Elvis", y tras el mensaje, puso a las nuevas generaciones a bailar twist con "Hound dog".


Esta vez con "23" no hubo bandera de México involucrada, solo el gigante trasero falso y el twerking que fue celebrado por todos los presentes. El gran cierre del espectáculo vinó con las dos canciones más importantes en la carrera de Miley Cyrus "We can´t stop" y "Wrecking ball". La fiesta concluye con "Party in the USA", que paradojicamente es lo más cercano a la Cyrus del pasado, de la cual ya no queda nada.