Derrocha Michael Bublé sensualidad en la Arena

El cantante canadiense deleitó a 15 mil 500 seguidores, con la potencia de su voz, la tecnología de su escenario y más aún con su carisma.
Michael Bublé ofreció lo mejor de su repertorio musical ante 15 mil 500 fans.
Michael Bublé ofreció lo mejor de su repertorio musical ante 15 mil 500 fans. (Luis Ortíz )

México

Michael Bublé armó una verdadera fiesta que conjugó temas clásicos con tecnología de punta en el escenario, así como un derroche de sensualidad y carisma, que encendió los ánimos de 15 mil 500 fans, según organizadores, que se dieron cita en el concierto que ofreció esta noche en la Arena Ciudad de México.

El showman se adueñó de la atención de todos desde las 21:34 horas, cuando literalmente el entarimado ardió y entre las llamas apareció, para durante toda la noche dar cátedra de que su atrevimiento de modernizar temas épicos, lo mismo de Frank Sinatra, Little Willie John, Nat King Cole o The Beatles fue un acierto que hay que agradecer.

Para dejar en claro el amor que tiene por sus fans mexicanos, Bublé habló en español, aunque le costó trabajo, su intención de agradecer a todos el apoyo quedó de manifiesto; y fue aún más aplaudido cuando bajó de su tecnológico escenario para dar la mano a sus seguidores y elegir a una fan para abrazarla y darle un beso.

"Me gustan mucho, son bellas personas y pasé un hermoso tiempo"

Lo rostros de hombres y mujeres por igual, felices, sus movimientos y gritos que denotaban euforia fueron la constante durante interpretaciones como "Fever", "Haven't Met You Yet", "Try a Little Tenderness", "You Make Me Feel So Young", "Moondance", "Come Dance with Me", "Lucky 13" y "Everything".

Mientras interpretaba "Crazy Love", Bublé cedió el micrófono a un joven que hizo parte a los miles presentes de una decisión trascendental en su vida; sin reparos le expresó a su novia: "Quiero pedirte delante de este súper galanazo, que sé que mueres por él, matrimonio. Aquí está el anillo y él es testigo, ¿te quieres casar conmigo?", la propuesta causó gritos eufóricos y más aún la respuestas, un rotundo "¡sí!", que fue el marco perfecto para la canción "Home".

En "Get Lucky" caminó entre la gente, para llegar a un segundo entarimado, más pequeño y en forma circular, la emoción se desbordó, porque ofreció cortes más que famosos, identificados incluso por los más jóvenes entre la audiencia: "Get Lucky", "Who's Loving You", "I Want You Back", "To Love Somebody", "All You Need Is Love", "Burning Love" e "It's a Beautiful Day".

La pasión que derrochó en todo momento el canadiense fue ampliamente recompensada, ya que los aplausos y piropos no pararon, incluso, cuando intentó despedirse, la gente le pidió con toda emoción "¡otra, otra, otra!", por lo que luego de un momento de penumbras regresó para deleitar con "Cry Me a River".


La tecnología de punta de su escenario se hizo presente cuando unas columnas lo elevaron, justo en el momento de la nota más alta de la canción, lo que provocó el clímax de la noche, acompañado de un estruendo de fuegos artificiales, que dio la pauta para que llegara "Save the Last Dance for Me".

Pero lo mejor lo reservó para el final: "Muchas gracias, fue una muy linda noche para mí. Me gustan mucho, son bellas personas y pasé un hermoso tiempo. Gracias por ser mi familia, les voy a dejar con una canción para que sepan lo mucho que los amo", expresó Michael para entonar "A Song for You".

Para el cierre de la canción "desconectó" su micrófono y a cappella cantó las últimas estrofas, con una potencia de voz envidiable, que provocó el suspiro de ellas y la admiración de ellos, que de pie le aplaudieron la hazaña y lo despidieron con todo el amor posible, pasadas las 23:00 horas.