Michael Bublé conquista a fans de Monterrey

Como parte de su gira internacional, el cantante deleitó la noche de este miércoles a fans regios en un concierto con lo mejor de su repertorio por unas dos horas, en la Arena Monterrey.
Michael Bublé.
Michael Bublé. (Especial)

México

Música de suspenso envolvió el recinto mientras sus más de 11 mil asistentes esperaban con ansia ver salir a su ídolo de alguno de los dos escenarios montados.

Con fuego en el escenario y la canción "Fever" como fondo, apareció el cantante vestido de smoking deslizándose por una de las rampas que adornaban el escenario principal.

Las ovaciones del público no se hicieron esperar y aumentaban cada vez que el cantante canadiense comenzaba un nuevo tema.

Con un "one, two, three" dio paso a "Haven't met you yet", donde resplandecientes luces bañaron al público que no paraba de aplaudir.

"Buenas noches, Monterrey. Mi nombre es Miguel Burbuja", dijo en son de broma, "Estoy súper feliz porque estoy aquí con ustedes", expresó con su trabajado español y mostró su felicidad ante la respuesta del público regio.

El cantante rindió a sus pies a los fans que anhelaban obtener una firma en sus carteles, pues lo consiguieron gracias a la sencillez del artista, quien también complació a una fanática dándole un beso y concediéndole una foto junto a él.

"No me gustan los conciertos; yo quiero fiesta" expresó Bublé mientras las cuerdas de contrabajo comenzaron a resonar en los oídos de los presentes para darle paso a "Try a little tenderness".

Sentado en piso del escenario y con la leyenda "Team Bublé" grabada en las pantallas, el cantante presentó a cada uno de los músicos que lo acompañaban.

El buen humor que caracteriza al intérprete se hizo presente durante todo el evento donde entre canciones arrancaba risas y carcajadas a sus admiradores.

El momento romántico de la noche llegó y un grupo de mujeres con violoncelos hizo vibrar a los asistentes interpretando "That's all", mientras que "Crazy love" logró que todos aquellos alzaran sus celulares y los movieran al compás de la balada.

La nostalgia se hizo presente cuando "Home" comenzó a sonar y las pantallas pasaron de los vivos colores al melancólico blanco y negro.

Sin embargo, el ambiente retomó viveza cuando, con deseos de integrarse con el público, Bublé descendió entre las personas para cruzar al segundo escenario. Ahí lo esperaba un grupo de músicos que lo acompañaron a entonar el cover "Get Lucky", de Daft Punk.

Otra de las sorpresas de la noche fue la interpretación de "I want you back" a cappella a base de coros dejando a un lado los instrumentos musicales y dando a relucir el talento del intérprete.

Una lluvia de corazones de papel cayó sobre el público mientras comenzó a sonar la simbólica canción "All you need is love", pintando el recinto de rojo y blanco. De los corazones pasó al fuego al interpretar "Burning love".

Al sonido de "Beautiful day" el cantante comenzó a despedirse de su público, el cual no quería dejarlo ir y a una misma voz gritaban "¡Otra, otra!".

Las luces se apagaron, pero minutos después Bublé volvió a subir al escenario, esta vez con un traje gris y brilloso, y complació a sus fans con tres canciones más.

Cientos de estrellas adornaban las pantallas mientras, el considerado heredero de Frank Sinatra por su peculiar voz, deleitó a sus fans con el final de "Song for you" a cappella, donde toda la arena quedó en silencio para poder contemplar su gran voz.

Con múltiples agradecimientos, besos y sonrisas, se despidió del público para por fin dar la media vuelta y desaparecer entre las telas blancas que adornaban el lugar.