Luis Miguel conquista el Auditorio sin despeinarse

Los fanáticos del intérprete lo recibieron con aplausos y ovaciones, demostrando lealtad a su ídolo a pesar de la hora de retraso que tuvo el show.   
'El Sol' repondrá el concierto cancelado en febrero pasado en Veracruz.
"El Sol" ofreció sus mejores éxitos. (Luis Ortiz)

México

Con sobriedad al interpretar cada uno de sus éxitos, Luis Miguel volvió al Auditorio Nacional para conquistar a 10 mil personas.

Sin despeinarse y haciendo ligeras señales de indicación a sus músicos, el cantante presentó su espectáculo después de una hora de retraso.

Acompañado de una decena de músicos y dos guaruras de más de 1.90 m de altura, el cantante recibió a su público con una radiante sonrisa al ver cada rincón del recinto atiborrado y comenzó su show con "¿Quién será?".

Con dos teleprompters que le ayudaban a recordar la letra de cada tema, el intérprete continuó con "Tú solo tú", "Dame tu amor" y "Suave", que fueron coreados por algunos y bailados por otros.

Mientras en las primeras filas la gente se desvivía y trataba de saludar de mano a Luis Miguel, en la parte de atrás le pedían temas en específico y disfrutaban sentados cada interpretación.

"Amor, amor, amor", "Que tú te vas", "Todo y nada", "Sabor a mí" y "Sin ti" continuaron con el espectáculo que incluyó dos pantallas laterales y una central que en todo momento enfocó al ídolo de generaciones que ha vuelto al Auditorio como su casa de recitales.

"¿Estamos románticos o qué?... ¡Qué bueno!", dijo Luis Miguel en una de sus escuetas intervenciones para después cantar con la ayuda de los presentes, y sobretodo de los enamorados, la canción "Somos novios".

Poniendo en varias ocasiones el micrófono al aire para que sus fanáticos fueran quienes cantaran y disfrutando cada momento, Luis Miguel siguió sin aspavientos el recital.