Luis Miguel se muestra en forma

El cantante comenzó sus presentaciones en Las Vegas, donde mostró su calidad interpretativa.
 Luis Miguel cautivó a su público con lo mejor de su repertorio musical.
Luis Miguel cautivó a su público con lo mejor de su repertorio musical. (Omar Ramos )

Las Vegas

Los asistentes al Coliseo del Caesars Palace recibieron agradables sorpresas durante la primera presentación de Luis Miguel en la ciudad de Las Vegas. La primera y la más importante fue la energía del intérprete, quien ofreció un recital de poco más de dos horas con canciones perfectamente identificadas por la audiencia. Ya sea en bolero, pop o ranchero, el cantante demostró que conserva el poder en la voz que lo hizo un ídolo.

A ritmo de bolero con "¿Quién será?", el cantante comenzó la velada que siempre estuvo enmarcada con la sonrisa que lo caracteriza y su seguridad en el escenario. Como es costumbre, con impecable traje negro, el intérprete enloquecía a sus fanáticas con la menos provocación. En los cambios de vestuario vino otra sorpresa, un Luis Miguel con camiseta y chaleco, mostrando que ha dedicado tempo a su cuerpo y que se da permiso para jugar con su imagen.

El tercer cambio de atuendo fue una llamativa camisa color rojo a rayas, y ahí vino uno de los grandes momentos de la noche para sus fervientes seguidores: el cantante recordó su infancia con los temas "1+1=2 enamorados" y "Directo al corazón", dos cortes que usualmente no aparecen en sus presentaciones en vivo pero que fueron coreados con mucha emoción por quienes han seguido su carrera desde los inicios.

Al igual que en años anteriores, Luis Miguel dividió su presentación en tres actos: primero los boleros y algunos de sus famosos temas pop ("Dame tu amor", "Sol arena y mar, Suave", "Todo y nada", "Por debajo de la mesa"), luego los temas con Mariachi y para cerrar los grandes éxitos de su juventud como "Será que no me amas".