Luis Miguel tiene frío debut en palenque

El cantante emocionó con sus interpretaciones a las 4 mil personas que acudieron a su show en el recinto de gallos.
El cantante actuó durante 90 minutos sus grandes clásicos.
El cantante actuó durante 90 minutos sus grandes clásicos. (Nacho Reyes)

Guadalajara

Luis Miguel demostró que el buen gallo en cualquier corral canta. El artista dejó su voz, pero no su corazón ante los asistentes.

Se notó emocionado, pero distante, durante la hora y media que duro su actuación y se limitó a interpretar 16 melodías y un popurrí dance.

 El diálogo con los asistentes estuvo ausente y acompañado de once músicos, una corista y 11 integrantes del  mariachi, ofreció un repertorio de éxitos románticos, bravíos y bailables.

Debido a la polémica sobre la seguridad del artista y a que estaría cantando en una burbuja de acrílico para evitar el contacto con su público, el primero de los cuatro shows no registró su máxima capacidad.

Sin embargo, Luis Miguel y su equipo se esmeraron en ofrecer un espectáculo con calidad en sonido, iluminación y video.

El público observó los movimientos del artista en cuatro grandes pantallas de alta definición en forma de círculo arriba del ruedo.

Las admiradoras impacientes comenzaron a llenar las sillas y butacas desde las diez de la noche cuando todavía estaban las peleas de gallos.

Una mujer de 30 años que compró boletos de cuarta fila mientras esperaba ingresar comentó: “Ahora sí me quemará El Sol y ni bronceador me puse”.

Cuando se apagaron las luces, el grito de las más de cuatro mil personas hizo cimbrar el recinto.

En primera fila estaba su novia Kasia Sowinska. Antes de arrancar sus guardaespaldas supervisaban el área y durante el show se mantuvieron en cuclillas y en una ocasión Luis Miguel tocó el hombro de su personal de seguridad y le dijo: “Es un palenque”.

El público comenzó a reclamar por la media hora de retraso; pues el show inició a las 00:35 con “Quién será”, “Tú sólo tú”, “Suavamente” y “Amor, amor, amor”.

Con el mariachi Gallos de México ofreció uno de sus mejores momentos al interpretar:  “El son de la negra”, “El viajero”, “La Bikina” y“Sabes una cosa”.

Luis Miguel se acercó  a abrazar a Priscila Santacruz, una mujer de 32 años, quien viajó desde Torreón, Coahuila, ya que afirmó es admiradora de El Sol desde que tenía 4 años. También reconoció a Mónica Núñez presidenta del club de fans La Ohana de Luis Miguel, quien le colocó un collar de flores en el cuello.