Los Tigres del Norte ‘rugen’ en el Coliseo Centenario

Los originarios de Sinaloa se presentaron en Torreón frente a más de cinco mil asistentes en donde cantaron temas de su más reciente discografía “Realidades”.
El sobrio escenario con telas de color blanco, dio paso a Los Tigres, ataviados con trajes de brocado color verde, así como botines dorados y camisas también en color dorado.
El sobrio escenario con telas de color blanco, dio paso a Los Tigres, ataviados con trajes de brocado color verde, así como botines dorados y camisas también en color dorado. (Miguel Ángel González)

Torreón, Coahuila

Con una presentación estelar a cargo de Los Tigres del Norte, se inauguró la noche de este treinta de mayo la explanada del Coliseo Centenario.

Previamente, tres grupos y un joven solista abrieron campo para uno de los grupos más grandes de América Latina. Sorteando el caos vehicular, los asistentes lograron su cometido y llegaron finalmente a este nuevo espacio, donde se montaron dos escenarios, uno al costado para los invitados y otro más al frente, para los protagonistas de la noche.

Accesibles, los originarios de Sinaloa dieron una rueda de prensa donde hablaron de su disco “Realidades”, que les ha traído de nueva cuenta al mundo de las giras, recorriendo diferentes ciudades.

Este disco es particular, ya que lo grabaron luego de estar sin producción musical tras más de tres años. Dijeron que se incluyen canciones como “La Bala”, que habla de la realidad que día a día viven sus propias familias.

Si bien presentaron discos de su nueva producción, la prometedora velada se amenizó con canciones clásicas, como “La banda del carro rojo”, “Camelia la tejana”, “Directo al corazón”, entre otras.

A más de 40 años de carrera musical, ellos aún no piensan en dejar los escenarios, pues les quedan pendientes muchas cosas, como seguir creando música y en su parte social, apoyan a organismos que ayudan a diversas causas, una de ellas enfocada al resguardo de la música regional de América Latina.

Sobre las nuevas generaciones, destacaron que siempre buscan tener un lenguaje para poderles hablar también a los más jóvenes; sin embargo, el recuerdo de sus canciones está en las mentes de muchos, muchos de los jóvenes, pero este acercamiento se agradece.

No descartan el paso a la pantalla grande de nuevo, pues hay que recordar que también son actores y que sus películas son garantía de éxito gracias al apoyo de sus fans.

Así fue como finalmente, ya cerca de las 00:30 horas del domingo, subieron a cantar estos  caballeros, gigantes de la música, que fueron recibidos con un grito ensordecedor por parte de los más de cinco mil asistentes.

El sobrio escenario con telas de color blanco, dio paso a Los Tigres, ataviados con trajes de brocado color verde, así como botines dorados y camisas también en color dorado. Jorge Hernández era el único con sombrero negro.

Si bien presentaron discos de su nueva producción, la prometedora velada se amenizó con canciones clásicas, como “La banda del carro rojo”, “Camelia la tejana”, “Directo al corazón”, “Ni parientes somos”, “Quiero volar contigo”, “La jaula de oro” himno de muchos migrantes, “La mesa del rincón”, o “La reina del sur”.

Está de más decir que el ambiente era bastante bueno. Al frente del escenario, se podía ver un mar de brazos levantados que sostenían celulares, grabando la presentación o tomando fotos.

O las clásicas seli es `pal face. Otros más bailaban, apretaditos, o sueltos, como se podía, en tanto uno de los Tigres, como en clásico baile, los orígenes de ellos, anunciaba cada canción que se iba a tocar, en medio de la euforia de los melómanos que acudieron a esta imperdible cita.