Live Nation compra festival de Bonnaroo

Uno de los festivales musicales más importantes de Estados Unidos fue comprado por Live Nation, quien ya controla Lollapalooza y los festivales británicos Reading y Leeds. 
Los socios fundadores de Bonnaroo, Superfly y AC Entertainment, seguirán dirigiendo el festival.
Los socios fundadores de Bonnaroo, Superfly y AC Entertainment, seguirán dirigiendo el festival. (Twitter Bonnaroo)

El gigante del entretenimiento Live Nation informó el martes que está comprando una participación mayoritaria de Bonnaroo, uno de los festivales musicales más importantes de Estados Unidos, lo que marca la consolidación del auge de esta industria.

Este agregado consolida el estatus de Live Nation Entertainment como la empresa líder en materia de festivales musicales. La firma ya controla el de Lollapalooza en Chicago y los festivales británicos de Reading y Leeds.

El festival Bonnaroo de música y arte, establecido en 2002 en el estado rural de Tennessee (centro de EEUU), es conocido por su selección de artistas de rock indie, sus transmisiones ininterrumpidas de películas y la relajada atmósfera de sus campamentos.

Live Nation, que también dirige Ticketmaster, dijo que tendría una participación mayoritaria de Bonnaroo, pero ninguna de las dos partes reveló los términos financieros.

Live Nation también tendrá una parte de la propiedad de Bonnaroo, conocida por los fans como "la granja", donde anunció que invertirá en mejoras.

Los socios fundadores de Bonnaroo, Superfly y AC Entertainment, seguirán dirigiendo el festival y mantendrán sus toques particulares, como por ejemplo la sustentabilidad medioambiental.

"A través de esta sociedad con Live Nation, tenemos más posibilidades de mejorar el festival a la vez que preservaremos la integridad de un evento que ha sido cuidadosamente construido durante 14 años", dijo Rick Farman, cofundador de Superfly, en un comunicado.

Los festivales musicales, desde hace tiempo muy populares en Europa y especialmente en el Reino Unido, han tenido un enorme crecimiento en Estados Unidos en los últimos 15 años y se han convertido en una cita obligada en los calendarios de los artistas.

Muy atento a este "boom", impulsado también por el declive de las ventas de discos físicos y la piratería en línea, Live Nation se ha expandido rápidamente y en diciembre compró C3 Presents, que dirige Lollapalooza y el festival musical Austin City Limits.