Lila Dawns y los ángeles Azules le ponen sabor a la noche

Los artistas hicieron bailar a los asistentes con sus contagiosos ritmos y la cumbia como constante.
Al rededor de 5 mil personas corearon las canciones de los intérpretes.
Al rededor de 5 mil personas corearon las canciones de los intérpretes. (Cortesía Auditorio Telmex)

Guadalajara

El Día de Todos los Santos terminó de manera festiva al conjuntar la misma noche y en el mismo escenario a Lila Downs y Los Angeles Azules. Desde las 20:00 horas la afluencia fue constante hasta llenar el aforo de casi 5 mil personas.

Antes de ingresar al escenario la pantalla proyectó una trivia, animando a la gente a tuitear su canción favorita a la cuenta de Lila Downs y la más votada se cantaría en el encore. A las 21:10 horas arribó la cantante de origen oaxaqueño con “Mezcalito” como carta de presentación. El escenario fue sencillo, una pequeña tarima al centro, donde subió al comenzar, con sus músicos acompañándola y una pantalla desplegable grande que proyectaba imágenes alusivas a las canciones.

Con un vestido blanco típico que en el centro se convertía en minifalda. Acorde a la canción tomó un trago de mezcal de la botella que provocó aplausos de los asistentes, mayormente adultos y jóvenes. “Guadalajara, venimos a cantarles de pecados, de milagros, en este día de todos los santos, de los angelitos, como decía mi abuela, y el siguiente tema es muy querido porque es del Buki mayor”, dijo a la presentación de “Tu cárcel”. El arpa provocó euforia al comienzo de “La iguana” y las palmas acompañaron el compás.

Lila zapateó acompañada de uno de sus músicos que resonó sus pasos en una pequeña tarima colocada a su lado, y más tarde la cantante imitó los movimiento del animal en cuestión, hasta arrastrarse en el piso. “Están ahí, prendan sus celulares que no los veo”, proclamó en espera de una respuesta de aquellos que se encontraban en los niveles más altos del Auditorio Telmex.

En “Currucucucu, Paloma” usó un reboso blanco con motivos azules y barbas verdes que movió al ritmo y simuló sus alas. “La cumbia del mole”, el décimo tema en interpretar por fin logró que los asistentes se levantaran de sus asientos para bailar.

“Para todos los que hemos perdido a alguien en estos tiempos difíciles de nuestro país va esta canción, yo sé que con la compañía de una gran cantante como Chabela Vargas nos sentiremos mejor”, anunció antes de “Cruz de olvido”. 

“El palomo del comalito” fue el cierre antes del encore, cuya selección fue el corrido de “Tacha, la teibolera”, antes de las 22:30 horas. Quince minutos después subieron al escenario Los Angeles Azules y desde su llegada la gente se puso de pie y bailó al son que tocaron.

“Mi único amor” fue el tema abridor, le siguió “Entrega de amor”,  y saludaron a los asistentes, “¿Cómo están Guadalajara?” y realizaron una dinámica donde aplaudieron primero quienes venían de otras ciudades y después los tapatíos, “ahora aplaudan si hay alguien que tiene 17 años”, comentario previo al tema del mismo nombre. Durante cada canción la presentación fue amable, interactiva y con mucho “cotorreo”.

El quinto tema de la lista fue “El listón de tu pelo”, al que les acompañó Lila Downs. “¿A poco no está guapa Lila?” a quien despidió pidiéndole una “vuelta sensual”. La fiesta siguió con más éxitos populares, y en “Las maravillas de la vida” presentaron otra sorpresa, la compañía en el escenario de la cantante Denisse Guerrero, vocalista de Belanova. “Mi niña mujer”, “Cumbia pa gozar”,  “Amigos nada más”, “Como te voy a olvidar”, formaron parte del setlist que incluyó más de una veintena de canciones y cuya fiesta terminó poco después de la medianoche.