Lana del Rey cautiva al Auditorio Nacional

En el coloso de Reforma, los 10 mil fanáticos corearon cada uno de los temas como ‘Body electric’, ‘Blue jeans’, ‘West coast’, y ‘Born to die’.

México

La cantante estadunidense Lana del Rey cautivó con su presencia y voz a los 10 mil seguidores que abarrotaron anoche el primero de dos conciertos en el Auditorio Nacional, como parte de su gira 'Ultraviolence Tour'.

Las luces del escenario se apagaron minutos antes de las 21:00 horas y un ensordecedor grito del público anunció la llegada de la máxima exponente del vintage pop.

Así, la cantante salió al escenario luciendo un diminuto short de mezclilla, una blusa blanca y una flor en el cabello para iniciar con los temas 'Cruel world' y 'Cola'.

En el coloso de Reforma, las 10 mil almas corearon cada uno de los temas y quienes compraron boleto en las primeras filas tuvieron la oportunidad de acercarse al escenario para pedirle a la cantante un autógrafo, por lo que ella se inclinó y firmó unos cuantos.

Después llegaron los temas 'Body electric', 'Blue jeans', 'West coast', y 'Born to die', todos fueron acompañados por la voz de los fans, mientras ella, muy a su estilo, solo se limitaba a cantar y caminar lentamente de un extremo al otro del escenario.

"Me siento muy afortunada y feliz por estar esta noche aquí", dijo Lana del Rey para saludar a sus seguidores y luego cantó 'Ultraviolence', tema que da nombre a su más reciente material discográfico.

La intérprete continuó su espectáculo con 'Old money', 'Carmen' y 'Summertime', piezas que acompañó con cuatro músicos.

En la recta final, Lana recibió de un fan una corona de flores rosas y moradas, la cual se puso unos segundos en la cabeza y luego la colocó sobre el pedestal del micrófono, mientras cantaba 'Money', 'Power', 'Ride' y 'Video games'.

"Esta noche he sentido la energía, la adrenalina y la felicidad de todos ustedes", dijo la cantante para despedirse y después interpretó 'National anthem', dejó el micrófono y salió del escenario.

Sin embargo, el público pidió con gritos y aplausos otra canción, pero tuvieron que abandonar el recinto al tener una respuesta negativa y solo se quedaron con las ganas de más.