‘Montage of heck’, el ‘Boyhood’ de Kurt Cobain

El filme con la dirección de Madrid Brett Morgen, fue elaborado a partir de un acceso sin precedentes al archivo personal y música inédita de Nirvana.
La pareja vivió ahí entre 1991 y 1992.
La película fue autorizada por los familiares del músico. (Especial )

Madrid

Rechazo, humillación, ira, soledad, hipersensibilidad, una inspiración desbordante, música... Con todo ello, Kurt Cobain compuso el 'collage de demonios' (en inglés, montage of heck) que fue su vida y obra; 21 años después de su muerte, un documental aprobado por su familia recupera esas piezas.

"Es un homenaje a Kurt y su habilidad única para expresar su espacio interior. Me gusta pensar que daría igual que se llamara Bob Smith y que, como en la película 'Boyhood', le acompañamos en su viaje vital. Solo que en este caso se apellida Cobain y fue el líder de Nirvana", afirmó en Madrid Brett Morgen, director del filme.

'Cobain: Montage of Heck', que pasó por los festivales de cine de Sundance y Berlín, se ha elaborado a partir de un acceso sin precedentes al archivo personal y música inédita de Nirvana, aspectos que atrajeron poderosamente a Morgen al proyecto.

"Fui un seguidor puntual de Nirvana, pero teníamos la misma edad. Mis padres también se separaron cuando yo tenía 10 años y hemos bebido de las mismas fuentes culturales. Me parece que los dos nos sentimos alienados por la cultura mayoritaria y que nos gustaban más las sombras. Había muchas coincidencias y pensé que esto era la oportunidad de trazar la biografía de una generación", comenta.

Tal y como Cobain hizo en vida, como un humanista que depositó sus pulsiones creativas y sentimentales en dibujos, escritos y canciones, trazando "uno de los más completos diarios audiovisuales", la producción se ha construido de forma que ofreciese "un 50 por ciento de imagen y un 50 por ciento de sonido".

Nada que ver con un resumen detallado de fríos datos que a casi nadie importan. "Montage of heck" es más bien un relato cronológico en el que importa la evolución emocional del protagonista, desde los felices dibujos de infancia hasta sus más atormentados garabatos.

Se incluyen extractos de voz del propio Cobain explicando su historia e imágenes de vídeo caseras de sus momentos más íntimos junto a su viuda, Courtney Love.

"Esas cintas no me las proporcionó Courtney. Ella ni siquiera las había visto", precisa Morgen.

También se incluyen tiernos momentos suyos junto a su única hija, Frances Cobain, que ha ejercido de productora ejecutiva de la cinta.

"En cualquier documental, tratas de captar qué hay de universal en la esencia del protagonista, pero en este caso era también la oportunidad de crear una experiencia para Frances, de que recuperara la figura de su padre, al que perdió siendo un bebé", explica su responsable.

En su opinión, "para ser alguien que fue un adicto a la heroína, fue el mejor padre posible. Sus instintos quedan patentes en la cinta. Se ve el amor que siente por su hija por un lado y, por otro, rompe el corazón ver cómo está perdiendo su batalla", destaca Morgen.

¿Cómo se habría sentido el autor de "Come as you are" ante este ejercicio impúdico de exhibición familiar y emocional? ¿Qué habría pensado él, que en alguna ocasión declaró sentirse "violado por la intrusión en sus pensamientos personales"?

"En mi opinión, habría que revisar esa idea de que era un persona muy celosa de su intimidad: se expuso a una entrevista de 24 horas cuando tenía unos 25 años y llevó a su hija a una alfombra roja", argumenta el director.

Para él, "el material más íntimo que hay en la película es su arte, no las escenas de baño junto a Courtney, cómodos con que haya una persona grabándoles".

Su cualidad de documental autorizado por la familia le permitió acercarse a personas importantes del entorno "para contextualizar lo justo". Ahí están sus padres, su exnovia, la viuda y su amigo y excompañero en Nirvana Kris Novoselic.

Ante la posibilidad de que se eche de menos la perspectiva de alguien tan cercano como Dave Grohl, tercer integrante del grupo, actual líder de los influyentes Foo Fighters y celebrado director de documentales, Morgen argumenta que esta "no es una película sobre Nirvana".

"Novoselic estuvo en Nirvana de principio a final y por eso pensé que era el más capacitado para hablar de esa parte. Pregunté a Dave (Grohl), pero no estuvo disponible hasta que la película ya estaba terminada", cuenta.

Después de cosechar el éxito, especialmente con sus dos últimos discos de estudio –'Nevermind' (1991) e 'In utero' (1993)- y el celebrado acústico 'MTV Unplugged', Kurt Cobain falleció en su casa de Seattle el 5 de abril de 1994 junto a lo que parecía una nota de suicidio. Según la autopsia, murió de "una herida por bala infligida en la cabeza".

En 'Montage of heck', título que alude a una grabación en cassette del mismo nombre en la que Cobain, con 19 años, recopiló una amalgama de sonidos experimentales, chirriantes y tétricos, y fragmentos de su biblioteca musical, hace reflexionar una vez más sobre el origen de su tormento.

¿Era una mente martirizada de origen o el fruto de una sociedad en la que no tienen cabida individuos como él?.

"Creo que fue una combinación de ambos, pero no soy psicólogo. Lo que sí creo es que el divorcio de sus padres no fue tan decisivo. Muchos críos se sienten abandonados cuando sus padres se divorcian, pero él lo experimentó de una forma diferente, se avergonzaba. Tenía una idea del mundo y tuvo problemas para confrontar ese ideal con la realidad", sentencia Morgen.