Judas Priest mantiene su 'esencia' en nuevo álbum

La banda presentó 'Redeemer of Souls', con el que vuelven a sus orígenes.

Londres

Judas Priest lanzó un nuevo álbum, 'Redeemer of Souls', con el que la veterana banda de heavy metal logra mantener el "entusiasmo" y su "esencia", según destaca en entrevista uno de sus fundadores, Ian Hill.

Claro referente de un género cuya popularidad oscila, la emblemática formación de Birmingham continúa desgarrando contundentes sonidos y sus integrantes siguen aferrados a un distintivo "carácter" que les aupó al olimpo del heavy.

Con 40 años de prolífica carrera, el quinteto británico -en la actualidad formado por el cantante Rob Halford, Glenn Tipton y Richie Faulkner a la guitarra, el bajista Ian Hill y el baterista Scott Travis- se apoya en su "pasión" para seguir adelante sin tropiezos y en la lealtad de su sólido club de seguidores.

"El secreto de la longevidad es el entusiasmo y los fans. O el hecho de no estar de moda, con lo que no pasas de moda. Nuestras canciones parten del corazón y nuestros seguidores nos aceptan como somos", explicó Hill.

Fundado en 1971 por K.K.Downing, Hill, Al Atkins y John Ellis, Judas Priest -anteriormente llamado "Freight"- sufrió varios cambios en su formación inicial y ha ido experimentando a partir de sus sonidos de origen, más orientados entonces hacia el rock progresivo, hasta virar hacia el heavy metal que hoy les caracteriza.

El grupo fue depurando el sonido metal con álbumes como 'Sad Wings of Destiny' (1976) o 'Sin After Sin, Stained Class, Killing Machine y British Steel' (1980), con los que fueron consolidando el género.

Uno de los motores para seguir, según Hill, es "el amor por el metal y la industria, el entusiasmo y los alicientes".

Tras el heavy, que antes que ellos abrazaron otros veteranos nombres como Black Sabbath, Deep Purple o Scorpions, la banda coqueteó con el hard rock, tal vez, según la crítica, para ganarse a las audiencias norteamericanas.

De esa época nacieron proyectos como 'Screaming for Vengeance' (1982) y 'Defenders of the Faith' (1984), hasta más recientes producciones como 'Breaking the Law' o 'Living', de 1990, o 'Nostradamus',(2008) y 'Redeemer of Souls', un trabajo que marca el debut en el estudio del guitarrista Ritchie Faulkner, quien escribe también el material junto con Tipton y Halford.

"Judas Priest siempre ha sido muy único y muy sólido pero, a la vez, reteniendo ese carácter y esa esencia; siempre han sido pioneros e innovadores y cada disco es diferente pero en todos uno puede reconocer a Judas Priest y esa cualidad es difícil de tener. El nuevo disco es un testamento de esto", señaló Hill.