Explosión de color en el show de Katy Perry

La cantante ofreció lo mejor de su repertorio musical en el medio tiempo del partido de Patriotas de Nueva Inglaterra contra los Halcones Marinos de Seattle.

México

Katy Perry llenó de color el estadio de la Universidad de Phoenix con lo mejor de sus éxitos en el la edición XLIX del Super Bowl.

La cantante irrumpió en el escenario montada en un león gigante de metal, la intérprete rugió en el escenario con el tema "Roar" en un escenario multicolor.

El escenario se convirtió en una selva en donde destacó Perry, quien lució un vestido anaranjado con amarillo con el que encendió los ánimos de los espectadores.

Una corte de caballos metálicos acompañó a la californiana durante su interpretación de "Dark Horse", en la que ofreció una coreografía precisa.

Los acordes de la guitarra de Lenny Kravitz desataron la ovación del público al ritmo de "I Kissed a Girl".

Con la calidez de la playa que se desplegó en el escenario, los temas "Teenage Dream" y "California Gurls" se escucharon mientras palmeras y pelotas comenzaron a bailar a lado de la cantante.

La irreverencia se hizo presente con Missy Elliot, quien hizo vibrar el escenario a lado de Perry con las canciones "Get Ur Freak Un", "Work It " y "Lose Control".

La noche se coronó con las luces multicolores en la interpretación de "Firework", sencillo con el que Katy se convirtió en una estrella fugaz y voló alrededor del escenario.