Juan Gabriel demuestra que no hay quinto malo

El cantante protagonizó una exitosa velada en el Auditorio Nacional, donde contagió a las 10 mil personas que disfrutaron de su alegría, nostalgia y vitalidad.
El cantante volvió a llenar el Auditorio Nacional y puso a bailar a 10 mil personas.
El cantante volvió a llenar el Auditorio Nacional y puso a bailar a 10 mil personas. (Cuartoscuro )

México, DF

En el quinto concierto que Juan Gabriel ofreció en el Auditorio Nacional bastó que el compositor saliera al escenario para que la fiesta, que se prolongó por 5 horas y media, iniciara.

En punto de las 8 de la noche, 'El Divo de Juárez' Salió a hacer lo suyo, ofrecer un show, donde sus canciones se mezclaron con anécdotas, baile, alegría y buena vibra; y lo logró.

Los coros espontáneos de sus 10 mil invitados, lo mismo al ritmo de su clásica "Noa"Noa", que de su sensible "Amor eterno", pasando por sus éxitos "Así fue" y "La diferencia" lo constataron.

En la fiesta, Juanga también hizo derroche de su amistad y compartió el escenario con Bárbara Padilla, Paola, India, los chicos de Zona Prieta, Tongolele, Daniela Romo y Emmanuel, todos a excepción de Tongolele, cantaron con él y a su estilo pusieron vida a otros éxitos del anfitrión.

Las escenas sorprendieron a la concurrencia, en su mayoría público adulto y mayor; aunque también había jóvenes y niños a los que Juanga "tocaba" con sus ritmos.

Y es que en la velada hubo de todo, y para complacer los variados gustos, el cantante interpretó clásicos como "Querida" o bien, los rítmicos "Caray", en la que el anfitrión pus'o a bailar a la concurrencia. Escena que se repitió una y otra vez, pues no hubo un tema que no se coreara por toda la sala, incluso, hasta de aquel más tímido que también sucumbió a los encantos del compositor michoacano y dejó su asiento para imitar su baile.