“El sueño es tener mi propio éxito musical”: José Cantoral

El también compositor compartió su opinión sobre la evolución de la industria musical a partir del desarrollo tecnológico, de cómo ha superado las comparaciones con su padre, Roberto Cantoral.
Su meta es expresar lo que siente a través de sus temas.
Su meta es expresar lo que siente a través de sus temas. (Especial)

México

Heredero de la pasión por la música y de la disciplina por la profesión, José Cantoral sigue el camino que emprendió cuando era un niño y compartía el piano con su padre, Roberto Cantoral.

El objetivo desde entonces era emular las acciones del famoso creador de “El reloj”, “La barca” y “El triste”, para como él alcanzar la conexión que a través de sus canciones logró con el público.

Así, pues, adoptando el pop, pero con “la escuela de los grandes compositores”, que han sido parte de sus días, empezó el camino de la creación musical, a través de la que desea escribir su propia historia; aun cuando es consciente de que el apellido siempre se prestará a especulaciones.

¿Cómo vas con tu nuevo disco "Te seguiría buscando"?

Muy bien, bendito Dios empezamos con el pie derecho, arrancamos con el primer sencillo “Se me hizo tarde”, que se posicionó muy fuerte en Spotify; en la radio llevamos varias semanas en el top 10, y ahora tenemos un buen rato promocionando una balada que se llama “Sigues”, con la que ya estamos en los primeros lugares de las listas de popularidad, lo cual me tiene muy contento.

Si bien es cierto que como cantante el pop es el género que te "mueve", también es cierto que como compositor has escrito para intérpretes de diferentes géneros, tienes un éxito en la música popular como José Pérez León, que interpretan Los Tigres del Norte y que estuvo nominado a un Grammy, pero también musicalizaste la telenovela "Lazos de amor", que protagonizó Lucero, e hiciste el tema para una campaña del Consejo de la Comunicación, ¿es difícil tener esa versatilidad?

No, porque todo tiene la misma esencia, que es la música; entonces simplemente vas trabajando en función de los objetivos que quieras lograr.

Tú naciste en un entorno cien por ciento musical, has vivido de cerca toda la evolución de la industria, ¿cómo asumes los nuevos medios para llegar al público?

La pregunta es muy buena, porque realmente es otro mundo lo que estoy viviendo a nivel artístico; en este momento, la meta es poder, en primer lugar, expresar lo que siento a través de la música, de mis canciones a ese universo de espectadores que está ávido de esos temas que te dejan algo, que te generan una sensación.

Quiero conectar con esa gente, es un deseo que tengo desde hace muchos años, desde muy niño; entonces esa es la segunda parte del objetivo.

En cuanto a las nuevas formas o plataformas para llegar a la gente, considero que cada una ha tenido su riqueza y su complejidad. Aunque definitivamente estamos viviendo un cambio brutal, todos los días hay partes nuevas de la tecnología que van transformando todo esta situación de la música. Antes el peso estaba en la radio y la televisión, ahora ya no, siguen siendo partes muy importantes y todo suma, pero realmente es otro boleto con las plataformas digitales.

¿Ahora con las plataformas digitales es más fácil o más complicado que en los tiempos de los acetatos?

Poder decir si era más difícil antes o ahora es relativo, son momentos históricos distintos, pero ahora con las plataformas digitales podemos decir que hay más espacios para la música de manera inmediata. Aunque quizá los públicos no son tan grandes, pero de esa forma te vas haciendo de tus fans.

Creo que el chiste de toda la transformación está en la adaptación a esos cambios que se dan; pues en la medida que los adoptes vas a mantenerte vigente, de otra manera te quedas para la historia.

Hay apellidos que trascienden, tanto que a veces lejos de ayudar, llegan a complicar el camino de quien lo hereda, ¿cuál ha sido tu experiencia?

Sí, a veces pasa así. En mi caso, creo que afortunadamente las cosas que he hecho me han permitido marcar una distancia entre el nombre de mi padre, con lo que yo estoy haciendo.

Evidentemente, no ha sido fácil porque la grandeza de mi padre es muy fuerte, pero desde que pensé dedicarme a esto el sueño ha sido tener mi propio éxito.

Lo más reciente fue el haber escrito el himno a la familia que le cantaron al papa, hice el arreglo hace seis años; también he hecho  himnos para la Policía Federal, he tenido nominación al Grammy; entonces, sí he hecho varias cosas que hablan de lo que puedo y estoy haciendo para lograr mi objetivo.

Sin embargo, a veces son inevitables las comparaciones, ¿no?

Así es, pero también es cierto que siempre he sido consciente de que eso es natural, hasta cierto punto; la gente lo ve así, pero no digo desgraciadamente, porque muchas veces se toma de una manera peyorativa. Por ejemplo, dicen: ‘Es que tú traes la sombra de tu papá como fulano o perengano, pero tú ya lo aterrizaste’.

Y la verdad, sí lo tengo muy superado, y en eso sí ha tenido que ver mi padre, porque siempre me enseñó que esta carrera se hace con canciones, con trabajo, lo demás queda para el comentario, para la polémica, que además siempre existe.

Ahora que hablas de enseñanzas, ¿cuál fue la mejor lección que te heredó tu padre?

¡Uy!,  hay tantas, pero sin duda su pasión por la música, la disciplina que tenía para todo lo que hacía, en especial por esa férrea lucha que emprendió desde que llegó a la Sociedad de Autores y Compositores de México por el derecho de autor, y el cariño por sus amigos, evidentemente por su familia. Esas son las grandes lecciones que me dejó, la mejor riqueza que me pudo haber heredado.