Confían en que Joni Mitchell abandone el hospital

Una amiga cercana de la cantante fue autorizada para encargarse de la artista, luego de que un juez determinara que la poetisa no se encuentra en condiciones de tomar decisiones sobre su vida.
Hace unas semanas la cantante fue hospitalizada tras quedar inconsciente en su casa.
Joni Mitchell fue hospitalizada tras quedar inconsciente en su casa. (Especial)

Nueva York

La cantante Joni Mitchell podría abandonar próximamente el hospital de Los Ángeles, California, donde permanece ingresada desde el 31 de marzo, afirmó su abogado durante una breve audiencia judicial.

Durante la vista, el abogado Alan Watenmaker citó la posible alta médica de Mitchell como razón para que Leslie Morris, amiga íntima de la artista desde hace más de 40 años, recibiera la autoridad necesaria para estar al frente de las decisiones médicas que tengan que ver con la cantante, según recoge el portal CBS News.

El juez David S. Cunningham III nombró a Morris como procuradora de la artista. Morris solicitó la semana pasada hacerse cargo de Mitchell al considerar que su salud le impedía tomar decisiones por sí misma.

De esta forma, Morris podrá consultar con los médicos que atienden a la cantante acerca del tratamiento y el estilo de vida que adoptará cuanto salga del hospital.

La página web oficial de Joni Mitchell desmintió a finales de abril que la célebre poetisa, pintora y cantante de folk hubiera entrado en coma tras su hospitalización el mes pasado y confirmó en un comunicado que se espera "su total recuperación".

La siete veces ganadora de un Grammy y autora de temas como "Help Me", "Big Yellow Taxi", "River" y "A Case Of You", entre otros, fue ingresada de urgencia en el centro médico UCLA el 31 de marzo tras ser hallada inconsciente en su domicilio de Los Ángeles.

"Joni no está en coma. Joni sigue aún en el hospital, está alerta y con todos sus sentidos. Se espera que se recupere completamente", se aseguró en el portal de la artista.

No se ha revelado la causa de la dolencia de la cantante, de 71 años, quien durante su vida ha sido voraz fumadora hasta el punto de culpar al tabaco de "robarle" la voz, según publicó Variety.

Su último álbum de temas inéditos, 'Shine', se publicó en 2007.