"Coquetean" con los laguneros

Intocable ofreció un gran concierto en el Coliseo Centenario de Torreón, donde interpretaron sus más grandes éxitos recopilados en su nueva producción 'XX', celebrando 20 años de trayectoria.
Esta gira conmemora los primeros 20 años de carrera de los texanos.
Esta gira conmemora los primeros 20 años de carrera de los texanos. (Miguel González)

Torreón, Coahuila

Intocable, uno de los grupos más representativos del género norteño, se presentó con gran éxito la noche de este sábado en las instalaciones del Coliseo Centenario de Torreón, para La Laguna.

Abriendo cancha, los integrantes del grupo Indomable, casi del mismo nombre, que fue calentando el ambiente con covers como "Laurita Garza" o la que dice "[...] me dejaste abrazado de un poste".

Impecable dress code en esta cita musical, desde los clásicos jeans con botas, guaripa y pelo suelto salvaje para ellas, pasando por el vestidito negro, hasta el vestido micro de brillos.

Ellos, con perfumes matones, sombrero, sencillos en su atavío, pero elegantes, con camisas de vestir y la mayoría enfundados en pantalón de mezclilla con bota vaquera ad hoc. Las selfies reinaron en el Coliseo.

Fue en punto de las 23:00 horas que las luces se apagaron, luego de que Indomable se despidiera, para dar paso a lo que todos esperaban: Intocable, desde Texas, para el mundo.

Afuera el viento fresco y una lluvia ligera favorecían la presentación de este grupo, que abrió con unas luces rojas, ofreciendo un saludo Ricardo Muñoz, vocalista de la agrupación.

Transcurrió la velada en un ambiente enmarcado por la nostalgia, con las canciones más viejitas y queridas y con el amor por la música del norte.

"Amigos buenas noches, como están, nos da un gusto enorme y una alegría inmensa saludarlos. Queremos agradecerles a todos los verdaderos fans de Intocable que vinieron", dijo.

La gira conmemora los primeros XX años de carrera de los texanos, quienes fueron ovacionados por el público regional, tras cantar los intocables "Mágico amor".

"Parece que no" y "De que sirvió" fueron otras canciones que pusieron a todos los presentes en el Coliseo a cantar, mientras que los gruperos se entregaban a su público.

Donde la i esta comenzó fue cuando interpretaron uno de sus grandes éxitos: "Coqueta", con el que varias se sintieron identificadas, pues iban muy coquetas, y contentas de ver a su grupo favorito.

Otra gran favorita inundó la noche con notas musicales de gran armonía y melodía: "Y todo para qué", la más sentida por el público que acudió a ver esta interpretación.

Cabe señalar que la agrupación promueve actualmente su disco titulado "XX", con piezas en vivo, precisamente para estos veinte años dedicados a la música, en una profesión que puede ser muy difícil ante tanta competencia, pero que para ellos, ya arraigados en el gusto popular, han sido buenos años y los que faltan.

Transcurrió la velada en un ambiente enmarcado por la nostalgia, con las canciones más viejitas y queridas y con el amor por la música del norte, que aunque a muchos no les gusta, tiene una carga importante de poesía y desde luego, de métrica musical estructurada.

Sin lugar a dudas, fue una noche para recordar, para todos los que se permitieron el lujo de ir a escuchar, aunque no los dejaron tocarlos, a los intocables de la música.