Conquista Imagine Dragons a mexicanos

La agrupación originaria de Las Vegas presenta en el Auditorio Nacional los temas de su primer placa discrográfica, que los han lanzado a la cima de las listas de popularidad.

México

El potente sonido de la batería de Daniel Platzman apaciguó la ansiedad de los casi 10 mil fanáticos que acudieron al Auditorio Nacional a acompañar a Imagine Dragons en su primera presentación en el recinto.

El concierto comenzó con "Fallen", tema en el que Dan Reynolds, vocalista de la agrupación, recorrió el escenario de lado a lado y provocó la ovación de los presentes al decir en español, "¡Viva México!". 

"Tip toe" y "Hear me" continuaron en el repertorio que la agrupación tenía preparado para la ocasión.

Llegó el turno de "It's time" y los coros de la audiencia no se hicieron esperar obedeciendo al vocalista, quien los invitó diciendo, "canten conmigo". "Tocar en un lugar así de grande es increíble", expresó, al tiempo que la banda interpretaba para su eufórico público el exitoso tema. 

"Who we are", el soundtrack de la segunda entrega de Los juegos del hambre retumbó en el recinto al ritmo de los saltos de la asistencia, que no disminuyó la energía para el siguiente tema, "Rocks".

El escenario quedó en oscuridad por unos segundos y el silencio de los instrumentos permitió a Reynolds disfrutar de la ovación de los presentes, quienes a coro gritaban hasta desgarrar sus gargantas; así, sin decir palabra envió besos a la audiencia y continuó con "The river".

Haciendo sonar el bombo, el vocalista dio inicio a "Cha-ching", y después de hacer reír al público con frases en español como "La comida es muy buena", "Chicas es muy bonita", "Chicos muy guapo y "Me llamo Danielito", entonó "30 lives", donde los asistentes sacaron sus celulares para acompañar con su luz la melodía.

Después de un solo de bajo se escucho "Demonds" y la euforia de la asistencia hizo prometer a Dan que regresarían con un segundo disco, "Los amamos, México", gritó, "han sido increíbles al ayudarme a cantar", agregó. 

En "On The Top of World" el vocalista bajó del escenario y se dejó abrazar por los más cercanos, quienes no dudaron en acercar sus celulares para capturar el momento mientras volaban en el aire globos gigantes.

"Radioactive" anunciaba el final de la velada, pero tras una pausa la banda regresó vestida con jorongos y sombreros charros para después de entonar un pedazo de "Cielito lindo" cerrar su presentación con "Song 2", de Blur.