Ilse, Ivonne y Mimí enloquecieron a los regios

Las cantantes, mejor conocidas como Flans, hicieron del Auditorio Banamex una máquina del tiempo que transportó a sus fans hasta la década de los 80.

Monterrey

Prometieron una noche llena de recuerdos, canciones clásicas y mucha energía y eso fue lo que Ilse, Ivonne y Mimí ofrecieron a los regios en el Auditorio Banamex.

Las cantantes mejor conocidas como Flans volvieron a pisar tierras regias como parte de su gira Primera Fila, que ha sido un éxito en donde quiera que se presentan.

Anoche se hizo realidad un viaje al pasado gracias a la voz de las tres cantantes mujeres que lograron enloquecer a todos los asistentes a su concierto.

Las estrellas que marcaron toda una época dentro del pop, con sus melodías, su forma de bailar y sobre todo por su ropa, lograron reunir a varias generaciones en su show, y así demostraron que su música sigue vigente en el gusto del público de todas las edades.

A pesar de que ya nos son aquellas jovencitas que “brincoteaban” de un lado a otro, la energía de las Flans fue muy notoria durante su espectáculo ya que en ningún momento dejaron de bailar.

Además, hicieron un concierto ‘cercano’ a la gente: Ilse y Mimí se mezclaron entre sus fans para cantar al unísono. Ivonne por su parte reiteró su admiración por nuestra cultura ancestral, al decir que “tenemos que aprender de la sabiduría maya, ustedes son ejemplo para México”.

“Me gusta ser sonrisa” fue el preámbulo de una excelente velada que el público disfrutó al máximo, de ahí le siguió un popurrí con temas como “Uhm, ah, oh”, “Mosquito Bilingüe” y “Rufino”.

“Tiraré”, “20 millas”, “Alma Gemela”, “El no es un rocky”, “Yo no sería yo” y “Quédate a mi lado”, también formaron parte de su gran repertorio.

De sus carrera como solistas Mimí cantó “Finge que no” y por su parte Ilse, “We we”.

La Flans saben muy bien su oficio por lo que trajeron consigo una gran producción con 5 pantallas LED, además de que las acompañaron 4 músicos y 3 coritas.

Además de que el público pudo admirar de cerca a sus artistas, disfrutó de una colección de momentos televisivos que vivieron las integrantes, en programas de la década de los 80 y 90. Bromearon entre ellas, interactuaron con sus músicos y staff y mostraron alegría por estar en un escenario.

El falso final llegó con temas como “Corre corre”, sin embargo los asistentes querían más por lo que volvieron para recetar “Bazar”, “Las mil y una noches” y “No controles”.