Hell & Heaven, del cielo al infierno

Los organizadores agotaron las instancias para no cancelar, pero fue imposible; el reembolso, a partir del 24 de marzo.

México

El Hell & Heaven Metal Fest está muerto. Los organizadores cancelaron definitivamente el encuentro musical que se llevaría a cabo este fin de semana y esto conllevará una pérdida estratosférica de más de 150 millones de pesos.

Los promotores de la empresa Live Talent, encargada del evento, por fin se rindieron y anunciaron ayer la suspensión definitiva de la reunión musical de más de 70 bandas, provenientes de distintos puntos del mundo, incluyendo a Kiss y Guns N´Roses.

"Todos los grupos estaban pagados en su totalidad, la hotelería, los equipos, toda la publicidad que estaba en las calles, fue una gran inversión, pero sencillamente no lo pudimos hacer", comentó en entrevista Juan Carlos Guerrero, promotor del festival, quien enumeraba todos los esfuerzos que se hicieron en vano para llevar a cabo los conciertos.

De hecho, Guerrero mencionó que una importante cantidad de bandas llegarán de todas formas a la capital, debido a que quisieron agotar todas las instancias para que se efectuara el festival.

"Más de la mitad de los grupos están llegando entre hoy y mañana, los llevaremos a conocer la ciudad, pero no habrá conciertos", expresó el también vocero oficial del Hell & Heaven Metal Fest, quien además agregó que vendrían Carcass, Rob Zombie y posiblemente Kiss.

También manifestó que los tráileres que venían desde Estados Unidos con toda la parafernalia de los escenarios ya había llegado y se tendrán que ir de regreso sin montar absolutamente nada.

Por su parte, Javier Castañeda, también organizador, expresó que "más que un golpe para la empresa (Live Talent), es un golpe para México", ya que se contemplaba tener una derrama económica de más de 200 millones de pesos.

Los promotores mencionaron que ya se habían vendido alrededor de 25 a 30 mil boletos por día, mismos que ahora serán reembolsables en su totalidad, a partir del 24 de marzo.

De igual forma, se mencionó que las personas que hayan adquirido sus boletos vía tarjeta de débito o crédito tendrán que llamar a un número telefónico por anunciar, donde se les pedirán algunos datos, y en un plazo de 15 a 20 días recibirán el depósito correspondiente.

A pesar de todas las contingencias, los organizadores se mostraron positivos en poder hacer el festival posteriormente, debido a que, aseguraron, una gran cantidad de agrupaciones les dieron su voto de confianza.

Además, Castañeda señaló que "si nos cierran la puerta en México se va tener que hacer en Estados Unidos", pues adelantó que hay una propuesta para que se haga el festival en los terrenos de Coachella.

Sobre los culpables, Javier mencionó "nosotros no podemos acusar a nadie porque no nos consta nada, pero es muy triste que haya intereses de por medio, ya que esas medidas están en contra de la libertad de expresión".

La opción

Un concierto en solitario de Kiss, para realizarse en el Palacio de los Deportes o la Arena Ciudad de México, fue propuesto, pero al final no se pudo.

Los promotores apuntaron que se ofreció gratuitamente el concierto en el Zócalo a Juan José García Ochoa, subsecretario de Gobierno del Distrito Federal, pero se negó.