Cumbias nocturnas con la Santanera en La Laguna

La Velaria de la Expo Feria de Gómez Palacio lució pletórica, con la asistencia de 2 mil 500 laguneros que asistieron a bailar al ritmo tradicional de la Sonora, que también celebró sus 60 años.
La Sonora Santanera se presentó en la Velaria de la Expo Feria de Gómez Palacio.
La Sonora Santanera se presentó en la Velaria de la Expo Feria de Gómez Palacio. (Miguel Ángel González Jiménez)

Gómez Palacio, Durango

Aunque fue lunes y a muchos no les gusta este día, La Sonora Santanera logró congregar en la Velaría de la Expo Feria de Gómez a alrededor de 2 mil 500 laguneros y hasta regiomontanos, ansiosos de cumbia.

Personas de todas las edades llegaron temprano a ganar lugar. Pero el predominio fue de los adultos mayores que vivieron una gran noche, aunque a eso de las 23:00 horas ya estaban a chifle y chifle.

Al aparecer en escena los músicos, con trajes grises y complementos azules, se hizo el griterío de bienvenida.

Cayeron algunas gotas de lluvia, que el domo de la Velaria impidió pasar, pero que si permitieron que el calor fuera menos en esa noche de cumbia.

Los de La Sonora saludaron a la gente y agradecieron, mencionando que es por el público que ya cumplen 60 años en el gusto de la gente.

Abrieron con 'La Boa'. La seguridad tuvo el gesto cortés de permitir a las personas en silla de ruedas que disfrutaron en primera fila. Y naturalmente se armó el baile.

Entre las favoritas de la concurrencia, 'Perfume de Gardenias' y 'Fue en un Cabaret'.

De las más bailadas, 'Bómboro Quiñá Quiñá', con el gran mérito de que desde la primera canción, alborotaron los cuerpecitos y corazones laguneros.

Traen bajo el brazo nueva producción y como sorpresa en esta presentación, sin spoilers de por medio, ofrecieron algunas de estas nuevas melodías.

Además de sus dotes musicales, los integrantes de esta mítica banda, mostraron que saben bailar y bien, aunque le estén soplando a la trompeta.

Cabe mencionar que hasta algunos guardianes del orden se aventaron sus pasitos de baile y hasta el mas sentado movió los pies.