Pone Fangoria el ritmo al día de muertos

El dueto regresó a nuestro país para presentar en vivo a sus seguidores los temas de su más reciente disco 'Cuatricromía'.
Fangoria se presentó en el Cuervo Salón.
Fangoria se presentó en el Cuervo Salón. (Twitter: Fans Fangoria )

México

A pesar de la advertencia de Alaska, quien en su gira promocional para anunciar su presentación en el Vive Cuervo Salón en pleno día de muertos dijo "a nuestro concierto, aunque vayan disfrazados pagan boleto", sus fanáticos vistieron los atuendos más extravagantes posibles, nada que no se haya visto en las anteriores presentaciones del dueto electro-pop, simplemente en esta ocasión la fecha fue una dulce coincidencia.

Sin más que algunas telas entrelazadas para decorar el escenario y un juego de luces dinámico, cuatro bailarines llegaron al escenario. Los primeros acordes de "No sé que me das", bastaron para enloquecer a los presentes y comenzar el baile que no paró en las dos horas de show.

Portando un ceñido vestido verde y rosa, Alaska junto a Nacho Canut abrieron con fuerza el recital. Sonaron los clásicos del grupo "Antes o después", "Más es más" y "Retorciendo palabras", aún con más energía que sus versiones de estudio.

Luego vino la presentación en vivo de los temas de su más reciente disco Cuatricromía. "Para volver a empezar" mostró la faceta más pop de los músicos, contrario a "Caprichos de corazón estrafalario" y "Un robot sin corazón", donde imperaron los sonidos electrónicos. "Lo tuyo no es normal" por su parte, expuso la parte gótica del dueto.

"Tardamos mucho en venir pero ya estamos aquí, que bueno que vinieron. Y por supuesto no nos olvidamos de los clásicos", dijo Alaska ante un público que no detuvo la fiesta. "Absolutamente" y "Perlas ensangrentadas" fueron recibidas con un coro contagioso.

Después de un cambio de vestuario, para lucir un vestido negro, vino un segundo bloque de nuevos temas combinados con éxitos: "Randez-vouz espacial" y "Tormenta solar perfecta" dieron paso a "Criticar por criticar" y "Dramas y comedias". Los bailarines ejecutaban pegajosas coreografías comandadas por Alaska, que se ha hecho de un público sólido en México gracias a su inconfundible estilo.

Para el cierre del recital llegaron "¿A quien le importa?" y "Ni tú ni nadie", temas que llevaron el baile y el canto a su punto máximo. Y como también lo prometió en la gira para promocionar el show, Alaska regresó al escenario vistiendo un body con una calavera impresa para interpretar "Carne, huesos y tú", y ponerle algo de su música al día de muertos.