Fallece el último de The Ramones

Tommy Ramone, baterista original de la banda de punk neoyorquina, murió el pasado viernes; tenía 62 años.

Ciudad de México

Con la muerte de Tommy Ramone se cierra un capítulo en la historia de la música dedicado al punk con estilo americano. El adiós al último sobreviviente de The Ramones, que tenía 62 años, marca el inicio de la leyenda de una alineación que en Estados Unidos fue considerada de culto, pero mejor vendedora de playeras que de discos.

Como si se tratara de un volado, la muerte llegó por pares a los integrantes de The Ramones, en distintos años, pero por las mismas causas: Tommy Romone y Johnny Ramone se fueron víctimas del cáncer, en las vías biliares y en la próstata, respectivamente; mientras que Joey Ramone y Dee Dee Ramone compartieron destino al fallecer por sobredosis.

La suerte para los cuatro integrantes de The Ramones no fue tan distinta, desde que se unieron en 1974 en el barrio de Queens de la ciudad de Nueva York hubo problemas, en los ensayos Jeffrey Hyman, mejor coocido como  Joey Ramone, no dio la talla como baterista, por lo que se convirtió en vocalista, lo que “obligó” a Tommy Ramone a adueñarse de las baquetas y también fungir como representante.

El baterista y manager descubrió que a pesar de que “regresaron el sentimiento que estaba perdido en la música rock”, las escasas ventas de sus discos, las giras con mínimos beneficios y el pleito causado porque Johnny le robó la novia a Joey no ayudaban a que la banda despuntara, a pesar de sus exitosas presentaciones en el club neoyorquino CBGB y la grabación de su primer disco, Ramones (1976).

Tommy Ramone continuaría en la alineación como coproductor de los álbumes Rocket to Russia (1977) y Road to Ruin (1978). Fue a principios de 1978, cuando harto de las giras, dejó la batería a Marc Bell (inmediatamente rebautizado como Marky Ramone), pero a pesar de este cambio y de que se sumaran al proyecto para ofrecerles sus composiciones Phil Spector y Graham Gouldman, el éxito comercial no llegaba.

Fue entonces cuando dedicaron su atención a visitar universidades como la  UC Davis, de California, donde Julia Palacios, experta en rock, los conoció en 1979.

“The Ramones fue una banda emblemática y determinante del punk, de un momento histórico muy importante en la música; ellos son ¡la banda norteamericana de punk!, con un sonido muy contundente, crudo y bien tocado. Tuve la oportunidad de verlos en pleno inicio, con su fuerza impresionante, con la postura de una música contestaria. El cantante le escupía y pateaba al público, tenían una actitud agresiva”, contó Palacios.

Desde principios de los 80 y hasta 1995, que marcó la aparición de su último disco ¡Adiós, amigos!, The Ramones apuntó su oferta musical a México, Sudamérica y España. Encontrando en nuestro país una excelente aceptación entre los seguidores del punk.

Alejados de los punk ingleses, con su cabello largo, lentes de cuero y pantalones de mezclilla, The Ramones se presentó en 1993 en la Alberca Olímpica, donde fueron aplaudidos por Hugo García Michel en 1993, adonde llegaron más mesurados, pero aún causaban el furor de sus, oyentes, que les dedicaron su mejor slam.

“Su música era directa, critica y con un sentido del humor muy especial. Era un punk basado en el rock n’ roll original, recogían muchas raíces, con covers de varias canciones como ‘When I Was Young’ de Eric Burdon & The Animals. Su gran mérito no eran las actuaciones en escena, sino la música que estaban produciendo, que hace que la gente la asimile con mayor facilidad”, indicó.

The Ramones y Tommy Ramone, dueños de un estilo inconfundible alcanzarán a generaciones venideras gracias a sus canciones sencillas de comprender, según la apreciación de Palacios y García.

Claves

Vida

- La relación de Thomas Erdélyi, su nombre verdadero, con John Cummings (Johnny Ramone) se remonta a su juventud, cuando ambos formaron parte de la banda de garaje Tangerine Puppets.

- Tras abandonar Los Ramones, el baterista siguió ejerciendo de productor en álbumes como Tim (1985), del grupo de rock alternativo The Replacements, o Neurótica (1987), de Redd Kross.

- El último proyecto en el que participó fue como intérprete de bluegrass, junto a Claudia Tenam, con quien solía actuar por el circuito de bares de Nueva York y Connecticut.