Erick Trejo gana con "protesta" premio Armando Manzanero

La composición “Cuando todo el mundo calla”. dedicada a los reporteros desaparecidos, fue la triunfadora del primer Concurso Nacional de la Canción.

Mérida

La protesta social implícita en “Cuando todo el mundo calla”, composición de Erick Trejo dedicada a todos los reporteros desaparecidos en el cumplimiento de su deber, fue la ganadora del primer lugar del Premio Nacional de la Canción Premio Armando Manzanero por decisión del jurado.

Resistiendo la emoción y las lágrimas tras recibir el premio de 150 mil pesos y un viaje al Caribe para dos personas, Trejo expresó su deseo como compositor: “Poder ser de valor para esta sociedad y para el mundo”.

El segundo lugar (100 mil pesos y un viaje al Caribe) fue para “La inalcanzable” de Montserrat Ibarra, quien conquistó al jurado con su ritmo ranchero y su poder de defensa para el género femenino.

El tercer lugar del concurso (acreedor  a un premio de 50 mil pesos y un viaje al Caribe para dos personas) fue para Tomás Gutiérrez, quien con su interpretación del tema “El elegante”, provocó la sorpresa y las primeras palabras de la noche de Aleks Syntek.

 “Este señor me componía canciones cuando estaba en Chiquilladas. Es un maestro de la perseverancia y del amor a la música, qué bonita canción, tan ingeniosa, como todo lo que haces tú”, le dijo al autor que en su tema le canta a los presos que injustamente están en la cárcel.

La final de la primera edición del Premio Nacional de la Canción fue presenciada por alrededor de mil 200 personas que acudieron al teatro Armando Manzanero, en Mérida, para escuchar las composiciones de los 10 finalistas que presentó Rebecca de Alba.

Leonel García, Alex Lora, Sergio Esquivel y Aleks Syntek integraron el jurado y en ocasiones regalaron algún comentario a los participantes que interpretaron una variedad de géneros, desde la velada hasta el ranchero pasando por la balada.

En las primeras filas, Armando Manzanero con su esposa contemplaba los números musicales y, a notar por su semblante, el evento promovido por Juan Pablo, su hijo, lo complació.

“Nos honra el jurado que tenemos. Padre: te amo con todo el corazón y estamos haciendo esto con toda el alma”, dijo Juan Pablo provocando el primer aplauso en homenaje al compositor.

La canción que inauguró el concurso fue “Esperándote”, compuesta por José Alejandro Ojeda, tema que Leonel García calificó como original y gozosa, durante la velada en honor al compositor yucateco.

Hoy tendrá homenaje

Antes de convertirse en uno de los compositores más importantes de México gracias a temas como “Esta tarde vi llover” y “Contigo aprendí”, Manzanero tuvo una niñez común; sus estudios de primaria los realizó en la escuela Altamirano; uno de los puntos del recorrido que se hará hoy como parte del homenaje al autor.

El compositor mostró su interés por la música desde temprana edad, pues a los ocho años comenzó formalmente sus estudios de música en la Escuela de Bellas Artes de Mérida.

Previo a mudarse a la Ciudad de México (a finales de los 50), acostumbraba visitar la casa de su abuela Rita en Calle 38, número 512, misma que ahora está abandonada y, según una vecina, ya no pertenece a la familia del compositor.

Ahora la casa, cuya fachada está pintada de verde, no está habitada desde hace al menos 5 años. Los nuevos dueños viven en Estados Unidos y visitan el lugar de vez en cuando, aseguró Socorro, la vecina de enfrente, que aún recuerda al compositor pasar por esas calles hace ya más de medio siglo.

El pensar del autor

A pesar de su trayectoria que rebasa los 50 años, Manzanero no se siente apto para juzgar el talento de los demás, pues durante la final del Premio Nacional de la Canción que se realizó en su honor, en Mérida, prefirió  gozar del talento de los 10 finalistas.

“Yo solo vine a darle las gracias a todos los compositores y a apoyar a mi hijo (Juan Pablo, el creador del certamen). Yo soy muy malo para escoger porque me gusta todo”, declaró a su llegada.