Del sexo al amor con Enrique Iglesias

Vestido de rojo se presentó anoche ante un Coliseo Centenario lleno, a pesar de que no muy lejos, se celebraba la semifinal de Santos Laguna ante Chivas. Juan Magan puso el ambiente previo.

Torreón, Coahuila

Vestido de rojo, Enrique Iglesias se presentó anoche ante un Coliseo Centenario lleno, a pesar de que no muy lejos, se celebraba la semifinal de Santos Laguna ante Chivas.

Tal vez tratando de evitar el tráfico vehicular que se puso denso, muchos llegaron con bastante tiempo de anticipación, aunque la mayor parte fue puntual y estuvo cerca de las 22:00 horas.

En un no tan inusual trayecto del sexo al amor, o al revés, el popular cantante español hizo gala de sus dotes como músico. Previamente, se presentó el DJ Juan Magan y puso el ambiente previo.

Como marco, la nueva producción musical de Enrique Iglesias "Sex and Love", pero sin que faltaran sus grandes éxitos. Abrió con "Tonight", que puso locas a sus fanáticas laguneras y fanáticos. Una vestimenta sencilla fue el preludio para una gran noche.

Sin dudas fue una noche mágica para los laguneros, amor, sensualidad y recuerdos trajo Enrique Iglesias en una noche fresca e intensa.

Posteriormente, interpretó "I like how it feels", y luego, para poner a bailar a los ahí presentes, "No me digas que no".

Iglesias logró que los laguneros tuvieran una noche mágica. Su equipo de músicos alcanzó una ambientación excelente de cada una de las canciones que interpretó.

Así mismo, se permitieron el lujo de bailar en el escenario, del cual brotaron algunos cuantos fuegos artificiales, que lograron arrancar los gritos del público.

Al tiempo que salió el cantante, con ya casi 20 años de trayectoria musical, una lluvia ligera comenzó a sentirse en La Comarca, sin que en esta ocasión se alcanzara a colar por el techo del Coliseo, como en otros conciertos.

Muy guapo y conservado a sus casi 40, Enrique Iglesias logró arrancar suspiros de las laguneras y laguneros que prefirieron la música en lugar del fútbol.

A coro, los laguneros cantaron con él canciones como "El perdedor", "Be with you" en inglés medio mocho, "Experiencia religiosa" una de sus clásicas, o una de las nuevas "Escape", para "... vivir contigo, soñar contigo..."