Enrique Iglesias las condujo al éxtasis

En la primera de dos fechas en el Auditorio Telmex el intérprete logró emocionar a más de nueve mil personas con su Sex+love.

Guadalajara

El cantante Enrique Iglesias enamoró y enloqueció a las más de nueve mil personas, en su mayoría mujeres que asistieron anoche al primero de sus dos conciertos en el Auditorio Telmex.

A las 21:30 horas comenzó el show, las palabras Sex+Love que dan nombre a su más reciente disco palpitaron en una pantalla colocada al frente superior y una enorme en alta definición que abarcaba toda la escenografía, “Tonight” abrió la noche.

La tarima de sus músico tenía sobre ellos un arco de luces, “Buenas noches Guadalajara, preparados?...’That tonight I’m fucking you’”, lo último incluido en la canción desató los gritos.

La audiencia fue uniforme, tanto hombres como mujeres bailaron al ritmo de “I like how it feels”.

En el concierto destacó la calidad  de la producción: luces, bocanadas de viento fueron algunas de las cualidades, tarimas iluminadas y videos alusivos a las canciones.

“No me digas que no” fue uno de los temas más coreados. Enrique usó pantalón y playera negros al igual que una gorra.

Las guitarras acústicas sonaron en la oscuridad, al centro del escenario un trío cambio en ritmo en preámbulo para “Bailamos”, en la que Enrique se acercó a las primeras filas para pedirles su apoyo dándoles voz en su micrófono.

El escenario al centro tenía una tarima pequeña en medio círculo que le acercaba más a sus seguidores. “Qué tal Guadalajara; bien? A mi derecha está Descemer Bueno”, presentó en la oscuridad al músico con quien ha compuesto algunas canciones y al encender las luces se encontraba en sillas blancas con sus músicos e interpretó “Cuando me enamoro”, con su amigo supliendo la voz original de Juan Luis Guerra.

“Le he dicho a Descemer que los mejores shows se hacen en Guadalajara y tienen que demostrarlo” por lo que incitó a los asistentes a corear a todo pulmón.

“Cuando yo conocí a Descemer estaba casado y yo soltero, yo en una relación con momentos malos”, y comentó que en esa experiencia resultó el tema “El perdedor” por lo que continuó la parte bohemia.

Regresó a 1995 con la canción “Por amarte” y cerró el momento romántico con “Loco” y “Lloro por ti”, en la cual se acercó a sus fans para abrazarlas y tomarse fotos incluso él mismo agarró los celulares mientras cantaba.

Las luces se apagaron y los celulares iluminaron el recinto a su orden previo a “Be with you” creando un firmamento en medio del baile. Enrique se quitó su playera negra y se quedó con una color blanco que tenía debajo.

La fiesta continuó con “I’m a freak” donde llegó al filo de la tarima, cercano a la mitad de las primeras veinte filas.

“Escape” fue la siguiente y pocos pudieron escapar a su ritmo, al papel picado que estalló de los cañones y al ataque de risa que tuvo el cantante al tropezarse en la tarima del centro.

Las luces se apagaron por un minuto, después en la pantalla aparecieron las letras “ei” en minúsculas y dijo “Esta se la dedico a Guadalajara” previo a “Héroe”.

Enseguida preguntó “¿Quién quiere subir aquí arriba?” Y tomó a Martha Lizette, de las primeras filas, para cantarle y provocar gritos ensordecedores. Ella lo abrazó, le hizo reverencia, bailó, cantó a dueto y casi se desmaya al besarla rápidamente en los labios.

“A ver sus manos al cielo” proclamó para seguir la fiesta con “I like it” y desde arriba cayeron una veintena de pelotas enormes que la gente rebotó de un lado a otro.

Su primer exitoso sencillo “Experiencia religiosa” no podía faltar. Tras decir “Buenas noches”, su público le hizo volver para finalizar con el muy solicitado tema “Bailamos” de nuevo a dueto con Descemer. Al finalizar el espectáculo era común escuchar los comentarios satisfactorios, e incluso, excitantes entre las seguidoras que celebraban la entrega de su ídolo. Hoy, Iglesias actúa de nuevo en el Telmex.

Tan cálido como siempre

Lesli Cisneros, de 27 años, y Andrea Barrera, de 21 años,  tuvieron la oportunidad de abrazar y tomarse una fotografía con Enrique Iglesias antes de que éste ofreciera su concierto en el Telmex.

Las chicas le siguen desde 1995, recuerdan que la canción que las atrapó fue “Experiencia religiosa”.

Las jóvenes participaron en la promoción que realizó MILENIO JALISCO  y cuentan que cuando les informaron  que ganaron de inmediato solicitaron permiso en su trabajo para ponerse muy guapas y llegar a la cita sin demora.

Aunque la espera fue de hora y media, el cantante ibérico durante poco más de diez minutos convivió con 20 espectadores (14 mujeres y 6 hombres) que participaron en diversas trivias en varios medios.  Apenas le vieron, enloquecieron. Él, no sólo las abrazó y besó y contestó cuatro también charló con ellas.