Enorgullece a Cat Stevens entrar al Salón de la Fama

El músico consideró que reconocer su trabajo servirá para que la gente se reconecte con él.
El británico publicó once álbumes antes de volverse al Islam.
El británico publicó once álbumes antes de volverse al Islam. (Archivo)

México

Para Yusuf Islam, mejor conocido como Cat Stevens, ingresar al Salón de la fama del Rock and Roll representa un reconocimiento a su legado musical que le permitirá reencontrarse con un público que aún es fiel a los temas que ha compuesto a lo largo de su trayectoria musical.

“Es bueno ver que la gente ha re evaluado mis ensueños musicales después de estos años y que haya decidido que merecen un lugar en la historia”, escribió el intérprete en un artículo de la revista Rolling Stone.

Su ingreso al Salón de la Fama le ha provocado al británico hacer un recuento por su travesía musical, un viaje que en 1978 se vio marcado por su acercamiento al islam, y que lo hizo dejar a un lado su reconocido nombre de Cat Stevens para adoptar el de Yusuf Islam. El músico compartió lo que en aquel entonces pasó por la mente de los directivos de su disquera. 

“En una carta a mis compañías de discos, les pedí que me absolvieran de mis obligaciones, que incluían la producción de tres álbumes más. Graciosamente, ellos accedieron… quizás pensando que solo se trataba de otra corta excursión espiritual. No lo fue. El Cat Stevens nunca volvió. En su lugar, cambié mi nombre por Yusuf”, relata el cantante que, a pesar del cambio, nunca dejó de ser un gran centro de atención.

Según relata, Cat Stevens se reencontraría con la música casi 25 años después, gracias a su hijo Yoriyos: “En 2003, mientras vivíamos en Dubái, mi hijo trajo a casa una guitarra. Fue mi primer encuentro con ella desde 1979. Y de repente se abrió una compuerta. Tocar algunas de mis viejas canciones me hizo llorar; estaba claro que tenía un nuevo trabajo por hacer”.

Fue así como Stevens reemprendió el viaje con bríos permeados ahora por un altruismo que lo caracterizaría a partir de entonces, y al cual el músico atribuye también su ingreso al Salón de la Fama.

“El poder de la caridad debió haber estado presente cuando los jueces del Salón de la Fama del Rock and Roll decidieron mi historia. Eso hará mucho para curar las cicatrices que los años de separación han causado, y ayudará a reconectar a la gente con mi legado, que sigue hablando alto en mi música”.

Claves

Legado:

- Actualmente Cat Stevens, de 65 años, combina la música con la filantropía.

- Matthew and Son, publicado en 1967, fue su primer disco como Cat Stevens; el último fue Back to Earth, en 1978.

- Como Yusuf Islam lanzó al mercado An Other Cup en 2006 y Roadsinger en 2009.

- El 10 de abril HBO transmitirá por primera vez la ceremonia, desde Nueva York, en la que Stevens ingresará al Salon, al lado de otras figuras como Kiss, Nirvana y Linda Ronstadt.