Emanuel y Mijares despiertan pasiones en el Auditorio Telmex

Los cantantes desataron suspiros, gritos y emociones de los cientos de asistentes a su concierto al interpretar temas como “Soldado del amor” y “No hace falta”
Manuel Mijares y Emmanuel volvieron a Guadalajara con su Two’r Amigos
Manuel Mijares y Emmanuel volvieron a Guadalajara con su Two’r Amigos (Cortesía Auditorio Telmex)

Guadalajara

A las 21:15 horas, el escenario del Auditorio Telmex se iluminó para recibir a los máximos exponentes de las baladas, Manuel Mijares y Emmanuel, quienes volvieron a Guadalajara con su Two’r Amigos.

Con “Bella señora” inició la velada musical y el público se puso de pie para recibirlos. Ambos cantantes aparecieron vestidos con trajes espectaculares en color negro y gafas oscuras.

Cuatro coristas en el escenario, tres pantallas LED e iluminación robótica formaron parte del grandioso show.

Después, Mijares quedó solo para interpretar “No se murió el amor”. Se dio el momento para que ahora interpretara “Siempre” y con ésta le dio paso a que apareciera Emmanuel solo e interpretará “Rey azul”, canción que le valió una ovación de pie.

En “Terco corazón” todo el público se levantó y así permaneció, cantando con un intenso fervor la melodía.

Una vez más Emmanuel y Mijares aparecieron juntos en el escenario para cantar “Corazón de melao” y “Baño de mujeres”.

Las bromas de Emmanuel no podían faltar, así que de repente dijo “no me sienten a estas bellas mujeres, déjenlas que bailen”.

Llegó el turno de “Soldado del amor” canción que hizo que los chicos y los no tan chicos se pusieran en una actitud imponente y bromista para coquetear y bailar con sus acompañantes.

A pesar de que el auditorio no se llenó en su totalidad, los presentes hicieron sentir el recinto al tope, pues las mujeres gritaban en varias ocasiones piropos muy atrevidos a los dos cantantes.

Con cambios de vestuario y alternando entre una canción de Mijares y otra de Emmanuel siguió la noche que los fans pedían se alargara, pero llegó la parte final del concierto, para la cual ambos artistas interactuaron con su público llevándolos a las lágrimas a algunos y nuevamente los pusieron de pie para que corearan abrazados y otros tantos bailando sus canciones.

Cerraron con “Chica de humo” y “La última noche”, pero el público pidió más y para sorpresa de muchos se interpretó de una manera fascinante “Toda la vida” culminando el espectáculo entre humo, luces y aplausos continuos.