Dirty Dancing apuesta por la historia, no por celebridades

La puesta en escena cuenta con más de 25 actores en escena y se estrenará en el Gran Teatro Moliere el 9 de junio.

México

En la historia del cine quedó marcada la llegada de Dirty Dancing a finales de la década de los 80; la expectativa de ver su adaptación en teatro provocó que en Londres estrenara con 15 millones de libras en boletos vendidos, y México no es la excepción, previo al estreno, el 9 de junio en el Gran Teatro Moliére, el montaje tiene vendidas 5 mil entradas.

Iñaki Fernández, productor del musical, atribuye toda la expectativa al título, es por eso que para el montaje prescindió de figuras de renombre que atrajeran taquilla, pues la atención se fijó en un elenco capaz de ejecutar bailes, cantar y actuar al mismo tiempo.

“Es una obra que emociona y que engancha al público solamente por el concepto, incluso sin que la gente sepa exactamente cómo es y para nosotros lo más importante es la calidad del espectáculo, es lo que buscamos en el casting y en cuanto encontramos a los profesionales que dieron con el perfil para ofrecer un espectáculo bueno, lo cerramos”, explicó Iñaki.

Para el productor lo más importante es brindar al público una experiencia que llene las expectativas que dejó la película, y a pocos días de levantar el telón asegura que el público aplaudirá sus decisiones.

“Van a vibrar con el show y no es necesario para nosotros tener una cara conocida que tal vez no da el perfil que por ahora necesitamos”, dijo.

En un elenco conformado por más de 25 artistas Ximena Nava y Diego de Tovar se quedaron con los roles protagónicos. Ambos actores saben del riesgo de contar la historia de amor de Baby y Johnny y no gustar al público; sin embargo, tienen la seguridad de estar preparados para el papel.

“Tenemos valor para enfrentar esto, subirnos al escenario y representar algo que está en la memoria de la gente y lograr sorprenderlos.

“Nuestra responsabilidad es estar comprometidos a full, no hemos parado de ensayar, no importa”, dijo Diego.

Casi todo el elenco de la puesta en escena se conforma de nuevos talentos en el teatro comercial, pero también destacan rostros como el de Crisanta Gómez, quien por más de media década ha sido reconocida en la obra Mentiras, el musical, con el papel de Daniela.

“Me dieron chance en Ocesa, que es mi casa, y estoy muy contenta. Mi personaje se llama Lisa y es la hermana de Baby, ella quiere salvar al mundo y Lisa está pensando en qué zapatos combinan con su vestido. Es una historia de amor que me ha dado oportunidad de buscar cosas diferentes. Aquí aunque es un musical no me toca cantar, espero que al público le guste esta otra faceta mía”, explicó. 

:CLAVES

LA INVERSIÓN

“Todo este negocio es un gran riesgo, es una inversión de casi 25 millones de pesos, pero tenemos mucha confianza en que va a ir bien, que lo vamos a recuperar y que el público lo va a disfrutar”, dijo Iñaki Fernández.