Desestabilizadores del rock

Babasonicos presentará en concierto el próximo 6 de julio en el Teatro Diana su más reciente producción discográfica titulada Romantisísmico, de la cual se desprenden sencillos como “La lanza” y ...
La banda presentará su más reciente disco
La banda presentará su más reciente disco (Mariana Hernández)

Guadalajara

Su undécimo disco de estudio fue producido por la banda en conjunto con Andrew Weiss, y mezclado por Phill Brown, quien ya ha colaborado con
ellos anteriormente en este rubro. Su tecladista Diego Tuñón platicó con ¡hey! sobre esta placa y su próximo concierto el 6 de julio en el Teatro Diana.

¿Cómo percibes la evolución de Babasónicos en Romantisísmico?
“Teníamos ganas de llevar cierto beat un poco más bailable y de encontrar otro tipo de espacio, incluso algo que probablemente quedara marcado sobre todo en los shows en vivo. En el (Teatro) Diana verán que aprendimos a multiplicarnos en pequeñas bandas sobre el escenario, trabajamos en pequeños grupos. Ejemplifico, en canciones como ‘La lanza’, todos los integrantes muestran sus aptitudes, provocan la fiesta en conjunto, después pasamos a ‘Celofán’ y nos dividimos, nos apartamos uno del otro, y esto da como resultado un cambio anímico sobre el escenario”.

¿Qué cambios encontraremos en este disco?
“Creo que fuimos más sintéticos que nunca en esa búsqueda, donde los instrumentos tienen un lugar propio, no acordes pesados, más bien notas con una rítmica más bailable y teniendo en contraparte los temas más lentos. A la vez buscamos una dialéctica que sentimos nunca habíamos encontrado en nadie y usar elementos como las instituciones para hablar sobre las relaciones humanas, como en ‘Aduana de  palabras’, la idea de alguien restringiendo tu expresión”.

¿Puedes platicar sobre los temas que apoyaste en composición?
“‘El baile de Odín’ surge de una necesidad de la banda por tomar mano de una energía que nos gusta mucho explotar y tiene que ver con diversión, ponerle a la canción imágenes cuasi volcánicas digamos, como una repetición rápida de situaciones fervorizantes (sic). ‘Negrita’ por otro lado tiene más que ver una composición clásica romántica, si bien es una canción compleja llena de tonos, logramos resumir toda la estrofa en un solo acorde y los demás se van transformándose. Son maneras de trabajar y componer que hemos aprendido de los distintos géneros a los que nos adentramos y de nosotros mismos”. 

¿Qué experiencia les dejó el proyecto BBS vs El Público con el periodista y escritor Bruno Galindo?
“A nosotros nos salen muchas canciones como interludios, que no se desarrollan como tales pero son instrumentales, como cinematográficos, que el sonido te lleva, sin letras. Teníamos relación con Galindo, largas charlas, sobre todo Adrián, y nos dimos cuenta que existía ese género casi maldito que es el spoken word, música que lleva expuestos sentimientos y en vez de contar con la voz de un cantante, hay literatura declamada, con profundidad y un sentido muy interesante y motivante. Fue un gran aprendizaje para nosotros musicalmente”.  Son constantes sus visitas a México,

¿Cómo perciben la situación política y social de nuestro país?
“Para nosotros es hermoso poder ir a su país porque sobre todo, está en nuestro imaginario desde antes de conocerlo, tiene una vasta cultura,
una historia rica, que se siente en la gente. Es un lugar que le gusta dar la bienvenida a los demás, como ningún otro país que conozca, para nosotros además de la capitalización de vida al tener una carrera en México, es una influencia total, por la hegemonía, somos países muy distintos, lo hemos recorrido de punta a punta y es curioso cruzarnos con artículos de brujería en el medio de la ruta, por ejemplo, o sus pintorescos desiertos a la frontera. Es un estado de rock que va directamente a nuestro corazón, lo hemos procesado y convertido en canciones muchas veces. Después están los aspectos de la violencia armada derivados de poderes y hay que darle seriedad; es tremendo andar con camioneta blindada en el norte, y no es algo nuevo para nosotros, hemos crecido en países donde la violencia es relativa, el aspecto de los paramilitares, por ejemplo, se me hace muy torcido. 

Pero son rasgos que duelen pero no nos alejan de ustedes, México es parte importante de Babasónicos y siempre lo será, están tatuados en
nuestro corazón para siempre”.