Demostraron que son los Reyes

En su segunda visita a Guadalajara la banda estadounidense Kings of Leon logró reunir a más de 15 mil personas en la Arena VFG de Tlajomulco de Zúñiga.

Guadalajara

En su segunda visita a Guadalajara la banda estadounidense Kings of Leon logró reunir a más de 15 mil personas cifra otorgada por los organizadores, en la Arena VFG de Tlajomulco de Zúñiga.

Una escenografía sencilla, juegos de luces y una pantalla gigante donde se proyectaban imágenes alusivas a su más reciente material Mechanical Bull, bastaron para complacer a los miles que desde temprano se dieron cita.

Poco a poco las ansias, nervios y la euforia se apoderaron de los presentes que comenzaron a manifestarse con aplausos y chiflidos.

A las 21:31 se apagaron las luces y los acordes de las guitarras anunciaban la llegada del grupo al escenario, los gritos y la de emoción de los asistentes poco a poco se fue incrementando hasta llegar al clímax cuando la banda entregó el primer tema de la noche "Supersoaker".

Continuo la velada al ritmo de "Taper", "Fans" y "Animal Tree", temas que fueron bien recibidos y coreados por los presentes.

"Es bueno estar aquí, listos para empezar, disfruten" mencionó el líder de la agrupación; Caleb Followill, antes de entonar el quinto tema de la noche "the bucket".

En el ruedo el buen ambiente y un poco de baile se hicieron presentes, en las gradas la energía se desbordaba ya que durante todo el espectáculo los asistentes permanecieron de pie.

“Closer”, “the immortals” y “mi amigo”, fueron las siguientes del repertorio que la banda originaria de Nashville, Tennessee preparó para el concierto, que el mismo Caleb aseguró sería el más largo de todo el tour.

El recinto vibró una vez más con el solo de guitarra perfectamente ejecutado por Matthew Followill, así como con la llegada de los temas “temple”, “radioactive”.

 “Saben mañana es nuestro último show en México, así que tenemos que beber mucho tequila” expresó el vocalista, mientras los asistentes levantaban su vasos apoyando la idea.

El tema “Use somebody”, que fue de las más coreada, sirvió para que  la banda se despidiera momentáneamente del escenario.

“Oe”, “oe”, “oe”, “Kings of, león” gritaban el auditorio pidiendo que volvieran, los gritos dieron resultados y en medio de los juegos de luces, regresaron llevándose la ovación del emocionado público.  

La luz de teléfonos móviles de los presentes que querían llevarse el recuerdo, acompañó a la banda alternativa durante todo el show.

Finalmente minutos después de las 23:00 horas la agrupación se despidió de los eufóricos tapatíos con uno de los temas más esperados y representativos de la agrupación; “Sex on fire”.

Entre gritos, aplausos, chiflidos y una lluvia de luces de así como juegos pirotécnicos la banda abandonó el escenario, esta vez para no volver, no sin antes prometer que regresarían a Estados Unidos a grabar otro material y volverían a Guadalajara.