Deep Purple rompe modelos con su sonido de siempre

La banda regresa a México para dar un concierto el 4 de noviembre.
Deep Purple ofrecerá lo mejor de su repertorio en su próxima visita a México.
Deep Purple ofrecerá lo mejor de su repertorio en su próxima visita a México. (especial.)

México

Luego de recorrer 48 países el año pasado como parte de una gira de conciertos, Deep Purple estará regreso en México el 4 de noviembre en la Arena Ciudad de México, donde reiterará que la legendaria banda sigue rompiendo modelos y conquistado jóvenes fans, pero con el sonido de siempre.

"No hemos cambiado en absoluto, damos exactamente lo que somos, pero es por eso que ellos están ahí; no están ahí para oír algo diferente de nosotros, están para encontrarse con material de todo este tiempo y oírnos improvisar", afirmó en entrevista telefónica desde Portugal, Ian Gillan, vocalista de la banda.

"Las cosas han cambiado y ahora quieren que todo se haga de manera cuadrada, poniendo muchas etiquetas, pero puedo garantizar que Bob Dylan, Led Zeppellin, Rolling Stones y Deep Purple fallarían en la audición para 'X Factor' en estos días, porque no encajamos en el modelo, y estoy muy orgulloso de eso y no lo hubiera querido", dijo entre risas.

El cantante que se unió a la banda hace 45 años, está consciente del impacto que Deep Purple ha generado en todo el mundo, pero al final la fórmula sigue siendo la misma que en un inicio: ser felices y disfrutar de la música.

"Hablaba con mi hija y de por qué había tantos niños en un concierto en Londres y me dijo, 'Papá, no lo entiendes ¿verdad? Deep Purple es genial' y entonces me reí, aún así no lo entiendo del todo pero nosotros somos tocamos nuestra música y no decepcionamos, hay mucha energía y mucha improvisación", reveló el cantante.

Con esas ganas, es que Deep Purple, regresa a los escenarios mexicanos, luego de que el año pasado lanzara su disco "Now What" después de ocho años de no tener un material discográfico, pues a pesar de haber logrado una gran producción a cargo de Bob Ezrin, el músico destacó que lo vital para la agrupación es estar en vivo.

"En realidad no nos dimos cuenta que había pasado tanto tiempo hasta que lo hicimos, el año pasado tocamos en casi 50 países diferentes y eso es normal, porque en realidad la música en vivo es la verdadera razón de Deep Purple.

No pensamos mucho en sacar discos, excepto cuando el momento es el adecuado, las circunstancias son correctas, tenemos material y con Bob Ezrin fue fantástico porque él estableció las circunstancias que hizo que todos dieran sus talentos y nos alentó a salirnos de la fórmula y hacer lo que hacíamos antes", destacó el artista.

Al hablar de nuevas tecnologías, Gillan subrayó su falta de interés en ellas, en el sentido musical. "No significa nada para nosotros, nosotros tenemos instrumentos y pasamos toda nuestra vida tocando, estas personas son músicos virtuosos, su virtuosismo quita el aliento, trabajan en comunión, no se necesitan máquinas, trabajamos con instrumentos.

Y si alguien quiere tener una máquina y presionar un botón y es feliz, qué bien, yo soy feliz también", agregó el músico quien mostró una postura clara sobre el momento que el mundo vive actualmente.

"La tecnología cambia todo el tiempo pero aún así, es la mente humana creando. El mundo puede cambiar mucho alrededor de mí y a veces me asusta porque no madura, no se desarrolla, hay ideas experimentales, si la gente cree que el mundo es un mejor lugar ahora, tengo que estar en desacuerdo", señaló.

Sin embargo, una exitosa carrera ha dado a Ian Gillan la oportunidad de valorar la trayectoria que ha recorrido junto a sus compañeros de Deep Purple, quienes como él comparten la filosofía de ser felices.

"Es muy sencillo, si hay algo con lo que no seamos felices lo cambiamos y soy feliz, creo que es lo que nos pasa a todos, ya hay muchas cosas deprimentes en el mundo y esta es una organización de músicos fantástica, me considero muy afortunado de trabajar con hombres tan talentosos, es maravillosos, no puedo creer lo que oigo a veces", destacó.

Contento de volver a México a "ver a muchos amigos, encontrarme con la audiencia y disfrutar de la comida mexicana", el vocalista confirmó que como lo ha hecho a lo largo de su carrera, se divertirá en el concierto del próximo 4 de noviembre en una noche de recuerdos sin planes.

"Nosotros no nos preparamos para el show, todos los conciertos tienen que ver con la improvisación, es lo que ha pasado siempre desde que me uní a la banda en 1969, nosotros no sabemos qué es lo que va a pasar hasta que estamos ahí, si es realmente divertirnos como siempre.

Además tengo muchas ganas de volver, me encanta la comida mexicana, así que será fantástico. Música, amigos y buena comida, ¿qué más puedo pedir?", concluyó el músico.