Creedence impone su "rock" clásico

Durante una hora con 40 minutos los seis mil 200 asistentes escucharon 19 canciones.
En gran parte del concierto el sonido de las guitarras predominó.
En gran parte del concierto el sonido de las guitarras predominó. (Cortesía Auditorio Telmex)

Guadalajara

Con escasa iluminación y escenografía, pero con un potente sonido de rock and roll, la banda Creedence Clearwater Revival ofreció anoche su primer concierto de la gira por México en el Auditorio Telmex.

Con gran puntualidad, el grupo arranco el concierto a las 21:00 horas con los temas “Born on the Bayou”, “Green River”, “Lodi”, “Commotion”, “Who’ll stop the rain”, “Suzie Q” y “Hey tonight”.

“Qué bonita es Guadalajara. Estamos felices de estar de regreso, nos gusta su comida, su gente y nos gusta México”, dijo Stu Cook y continuó presentando a sus compañeros.

Con una fuerte ovación el público recibió al más veterano Doug Clifford “Cosmo”, quien afirmó que tenía 68 años, pero con la energía que le contagia el público se siente de 24 años  y tocó como si tuviera 19 años.

Afirmó que la vida se pasa rápido y lo importante es pasarla bien.  El concierto continuó con las canciones “Long as can see the light” y “I put a spell on you”. Un joven de 24 años, sorprendido observaba el comportamiento de las personas adultas que no cesaban de bailar y comentó: “hoy salieron los abuelitos del clóset a disfrutar el rock and roll”.

El tema “Down on the corner” levantó del asiento a varias de las personas en su mayoría entre 40 hasta 70 años. Siguió la canción “Lookin out my baskdoor” mientras los más de seis mil 200 asistentes algunos ya de la tercera edad recordaron su época de juventud.

En gran parte del concierto el sonido de las guitarras predominó, los asistentes siguieron el ritmo con las palmas y movieron la cabeza de un lado a otro.

Clifford ofreció un solo de batería en “I heard it through the grapevine” y logró que el público ovacionara su actuación.

Los temas clásicos llegaron con “Bad Moon risin”, “Rollin’ on the River” y” “Fortunate Son”.

Varias personas con celular en mano registraron el momento, para volver a recordar las canciones que interpretó la banda durante el concierto.

Los cinco músicos dejaron el escenario, ante los gritos regresaron. “Muchas gracias” gritó en español Stu Cook para ofrecer “Have you ever seen the rain”, “Traveling band” y “Up around the bend”.

Antes de la despedida, los cinco músicos agradecieron al público eufórico de las primeras filas que durante todo el concierto estuvieron gritando, bailando y cantando.

El veterano baterista Doug Clifford se acercó a saludar a sus admiradores y jugó con uno de sus músicos como si fuera un toro.

Después de una hora con cuarenta minutos de concierto, el público pidió más canciones, sin embargo la banda solo se limitó a agradecer las muestras de cariño y se retiró satisfecha de hacer lo que les gusta: Tocar y la siguiente parada será en la Ciudad de México.