La Corte no quiso entrar al debate, dice Cantoral

El director de la Sociedad de Autores y Compositores de México explica que el autor yucateco solo buscaba beneficiar a su gremio.
Roberto Cantoral Zucchi.
Roberto Cantoral Zucchi. (Alfonso Manzano)

México

Para la Sociedad de Autores y Compositores de México, el caso del maestro Armando Manzanero en torno al uso que se le dio a su canción "Contigo aprendí" era una buena oportunidad para resolver en definitiva el uso que una editora puede o debe dar a una composición.

Sin embargo, Roberto Cantoral Zucchi, director de la sociedad destacó que "la Corte no quiso entrar al estudio del debate de cuáles eran los alcances de los derechos patrimoniales frente a los derechos morales, para que de una vez se resolviera si los editores pueden autorizar la explotación de las obras sin el consentimiento del autor", como lo hizo Unilever con el tema que se uso para promocionar una campaña de Knorr.

Molesto por la decisión que tuvo la Suprema Corte de Justicia de la Nación, al ser entrevistado por ¡hey¡, Cantoral reiteró: "Es una pena que la SCJN haya dejado pasar la oportunidad de resolver si el Derecho Humano de todo creador, hoy en día reconocido y respetado, también debe ser reconocido respecto de las obras creadas con anterioridad a 1997 y no solo respecto de aquellas nacidas a la luz de la legislación autoral vigente".

Tras conocer el veredicto del Décimo Tercer Tribunal Colegiado en Materia Civil en el Primer Circuito, mediante el cual se le otorgó el amparo a Manzanero, para que se determinaran los daños y perjuicios causados por Unilever al modificar la letra de su obra "Contigo Aprendí", por lo que tendrán que hacer el pago correspondiente; se llevó el caso a la Corte: "Más allá del beneficio económico que pudiera tener el maestro Manzanero por los daños a su obra, lo que le interesaba era que se definiera si era un derecho moral y que de ahora en adelante no pudieran sincronizar una obra sin el consentimiento del autor.

"En su función de lider quería apoyar a sus compañeros, por eso es una pena que la Corte lo haya dejado pasar".

, porque era una oportunidad para darle protección al patrimonio cultural de esta nación".