Desata emoción Corona Music & Fut en el Azteca

El evento reunió a alrededor de 35 mil personas para disfrutar de la actuación de varias bandas; no se reportaron incidentes.

Ciudad de México

Tras la victoria del equipo alemán en el mundial Brasil 2014, la fiesta musical del Corona Music & Fut hizo vibrar a los 35 mil asistentes que se dieron cita en la explanada del estadio Azteca para ver las actuaciones de Los Amigos Invisibles, Fobia, Los Ángeles Azules, DLD, Kinky y Caifanes.

A lo largo de la jornada musical, las agrupaciones mostraron actitud y se hicieron presentes en el lugar donde se transmitió la final de futbol a través de pantallas digitales que estaban colocadas a los costados de los escenarios.

Después del evento deportivo, los presentes no pararon de brincar y cantar las canciones de Los Amigos Invisibles, quienes fueron los primeros en aparecer al terminar los 90 minutos del partido.

Tras conocer la victoria de los teutones, Fobia, comandado por Leonardo de Lozanne, llegó al escenario para tocar sus clásicos que los han consolidado a lo largo de su carrera musical.

La banda interpretó temas como “Desde que llegaste”, “Hoy tengo miedo” y “Microbito”, los cuales fueron ovacionados por jóvenes y adultos que llegaron desde temprana hora.

Para la mitad de la jornada, la cumbia también se hizo presente con Los Ángeles Azules en escena, quienes prendieron con sus exitosos temas. Destacaron “17 años” y “Cómo te voy a olvidar” con Kinky.

Para la recta final, DLD conquistó con su poderoso rock a los presentes que cada vez eran menos y los regiomontamos de Kinky dejaron listo el entarimado para que se presentara Caifanes con su poderío musical.

Saúl Hernández y compañía agradecieron la energía de los asistentes, quienes corearon los clásicos como “Viento”, “No dejes que” y “La célula que explota”, por mencionar algunos.

La banda mexicana de rock que mostró su vitalidad en escena fue la última presentación del Corona Music & Fest, que tuvo actividades paralelas a los conciertos.

El evento tuvo un fuerte dispositivo de seguridad y no hubo incidentes que lamentar. Una riña afuera del estadio fue disipada rápidamente, mientras que la venta de alcohol se impidió unas horas antes de que tocara Caifanes.


RESGUARDAN EL EVENTO MUSICAL

Decenas de policías vigilaron las puertas de acceso a la explanada del estadio Azteca, donde las más de 35 mil asistentes tenían que llegar en transporte público o atenerse a las cuotas especiales.

Sin acceso a un estacionamiento, cientos de visitantes que llegaron al evento en automóvil tuvieron que desembolsar los 200 pesos que cobraban los estacionamientos cercanos, o bien, los 100 que pedían los franeleros de las calles aledañas.

En las colonias cercanas los vecinos se organizaron para atraer vehículos a sus calles por 50 o 100 pesos, oferta que fue tomada por muchos asistentes al ser la única opción para estacionar su vehículo.

Por lo menos 15 elementos, entre policías y seguridad privada,  resguardaban cada entrada al estadio, y para las 12:00 horas,cuando inició el evento con la participación de Los Pericos, las personas que ingresaban a la explanada debían llevar consigo el brazalete rojo que se entregó desde las 9:00 horas, o un mail acreditando su acceso.

A las 14:00 horas y la música puso pausa para permitir ver la transmisión del partido entre Alemania y Argentina

Afuera, algunos vendedores de comida sacaron sus televisiones, adónde se acercaban transeúntes y policías. Los uniformados más afortunados tenían buena vista desde sus caballos que utilizaban como vehículo para vigilar la zona.

Decenas de ambulancias y patrullas, además de  un helicóptero cuidaron la zona del concierto.
(María José Cantú)

Claves

El festejo

- Las bandas comenzaron a tiempo y no se retrasaron en los horarios a pesar de que el partido se fue a tiempos extras.

- Protección Civil estuvo en todo momento vigilando que se respetaran las medidas de seguridad. A las afueras del estadio había gran cantidad de granaderos.

- La lluvia que por momentos aconteció no mermó el ánimo de los presentes, quienes se quedaron durante varias horas