Charly fue mi ángel guardián: Fito Páez

El cantante aseguró que Charly García está bien de salud y que el disco "Rock and Roll Revolution", que está presentando, le agradó mucho.
El cantante compartió como se dio la colaboración con su amigo.
El cantante compartió como se dio la colaboración con su amigo. (Alfonso Manzano)

México

En un momento de catarsis emocional, donde no encontraba la salida al laberinto en el que vivía, Fito Paez recurrió a Charly García, quien sin estar presente lo guió por el camino que debía seguir a través de la influencia de su música.

“Podemos decirlo claramente, Charly fue mi ángel guardián y mi guía en la aventura de hacer este disco, que fue entrar en una especie de túnel o laberinto, no sabía dónde estaba metiéndome, necesitaba hacer estas canciones, no era un buen momento y Charly casi me dicta las canciones desde lo que él plantó en mi tálamo emocional. Así fue hecho el álbum”, explicó Páez.

La intromisión del ídolo argentino traspasó las letras y permeó en la portada del disco, donde a blanco y negro aparece la fotografía de Charly de rodillas en un escenario, con el torso descubierto y las manos en la cintura de costado a la audiencia que, a lo lejos, se distingue atenta.

“La portada invita a pensar, esa persona que está ahí es Charly García, no es un personaje, es uno de los artistas más grandes del mundo y llegó a exponer su cuerpo hasta ese punto, intentando brindar alegría, lucidez, inteligencia y belleza al mundo, y él público lo llevó hasta ahí”, dijo Fito.

“Charly está bien de salud. Ya sabía algo, porque le dije: ‘quiero una foto tuya, es una foto dura, no una donde salgas todo lindo, es para mostrar un efecto del mundo sobre vos’. Cuando llegué con el disco terminado fue muy extraño, todo aquello que estaba inspirado por él. Se volvió loco, en una escucha que hicimos para el en un estudio, yo estaba nervioso y él explotó hasta que termino el disco. Me dijo que era un disco muy divertido y vital”, compartió.

Con más de 20 años de carrera musical, Páez acepta que la pérdida de figuras como Cerati son dolorosas para la música; sin embargo, no llama ‘evolución’ a lo que sucede con la música hecha en generaciones posteriores.

“Si hablamos de evolución deberíamos hablar de Darwin, la música es un lenguaje, no tiene evolución. Hay circunstancias históricas, geopolíticas, de mercado y de todo tipo, que pueden influenciar sobre las formas de la música, pero la música no es una materia que evolucione”, declaró.

La reflexión que encuentra en sus pensamientos le permite crear diversos productos creativos más allá de la música, transportando su sentir a guiones cinematográficos y literatura. Su primera novela, La puta diabla, fue editada solo en Argentina, pero a petición de los fans Páez buscará difundirla.

“Yo no me pongo a escribir para una película, solo escribo y en un momento se transforma en una novela, en un cuento, en un guión o en música. Todos los días paso por el piano…”.  

Lo que viene

Páez ya trabaja en lo que promocionará después de Rock and Roll Revolution.

“Lo único que tengo con forma de álbum es uno de piezas de piano solo, solo tengo que decir, ‘lo grabo tal día con tal piano y ya’.

“Tengo otro disco que grabé este año junto a Paulinho Moska en Brasil y eso también me va a dar para tocar el año que viene. Lo grabé hace un mes y se comienza a mezclar esta semana.

Después de la promoción de los materiales discográficos, Fito se dedicará al cine.

En diciembre visitará Venezuela, después asistirá al festival de cine de La Habana.