En el Vive, Caifanes pide 43 segundos de silencio

Saúl Hernández y compañía regresaron al festival tras su reencuentro que hicieron en 2011 y con "Los dioses ocultos" iniciaron un show, que incluyó temas como "Mátenme porque me muero".

México

Saúl, Sabo, Diego y Alfonso demostraron su poder de convocatoria en el Vive Latino al reunir a la mayor cantidad de gente en el segundo día del festival, cuatro años después de haber sorprendido al público con su reencuentro en la edición de 2011.

Alrededor de 50 mil personas se dieron cita en el escenario Indio para escuchar a Caifanes interpretar éxitos como "Detrás de ti", "Viento" y "Mátenme porque me muero".

No importó la ligera lluvia que llegó por momentos, ni el cansancio de un día anterior, los asistentes disfrutaron por igual alta dosis de música que fue coronada por el rock de Caifanes y su protesta social.

Saúl provocó un silencio total en la multitud como homenaje a los 43 normalistas de Ayotzinapa.

"Por nuestros hermanos, 43 minutos de silencio, quienes merecen todo nuestro respeto", dijo Saúl, que a pesar de que confundió la medida de tiempo, el público entendió y calló casi un minuto.

"Antes de que nos olviden" fue el tema con el que Caifanes continuó su show, que era ovacionado por los asistentes, quienes también pudieron disfrutar de recordadas canciones como "Dioses ocultos", "Nubes", "No dejes que", "La célula que explota" y "La negra Tomasa".

En el escenario principal, la gente permaneció a la espera de Nortec Collective, que cerrará la fiesta de este sábado. El festival continuará mañana con la presencia de Molotov y Los Ángeles Negros, entre otros.