Murió Ben E. King, el cantante de 'Stand by me'

King, quien empezó su carrera artística a finales de los años cincuenta en el grupo The Drifters, se hizo famoso gracias a la balada 'Stand by me'. 
Ben E. King falleció 76 años.
Ben E. King falleció 76 años. (AFP)

México

Ben E. King, el cantante de soul y autor de una de las canciones más reproducidas del siglo XX "Stand by me", murió a los 76 años, informó su portavoz el viernes.

King, que vivía en Nueva Jersey, falleció por causas naturales el jueves, según confirmó a AFP el portavoz Phil Brown.

Ben era "una de las almas más adorables, amables y talentosas que he tenido el privilegio de conocer y llamar mi amigo durante más de 50 años", escribió en Facebook el cantante de R&B, Gary U.S. Bonds, quien colaboró con King.

King nació en Carolina del Norte pero se trasladó a Nueva York cuando era niño, donde tuvo sus inicios en la música con géneros como el doo wop y el R&B. Inicialmente escribió "Stand by me" para otra banda. Después, la grabó él mismo.

Influenciada por el gospel espiritual tradicional y los salmos, la canción se articula a partir de una línea de bajo -hoy muy fácil de reconocer- y presenta una sucesión de acordes común en la música popular de los 50'.

La canción salió por primera vez en 1961 pero tuvo varias re-ediciones y fue retomada cientos de veces en distintos géneros.

"Stand by me" se convirtió en la cuarta canción más retransmitida en la radio y la televisión estadounidense en el siglo XX, con más de siete millones de reproducciones, según la empresa musical BMI.

El tema inspiró la película "Stand by me" (1986), un drama dirigido por Rob Reiner, y apareció en una publicidad de pantalones vaqueros.

La Biblioteca del Congreso eligió este año "Stand by me" para su Registro Nacional de Grabaciones de "tesoros estadounidenses".

En su anuncio, la Biblioteca del Congreso dijo que "Stand by me" lleva "probablemente la línea de bajo más conocida de la historia de las grabaciones". Fue compuesta por Mike Stoller e interpretada por Lloyd Trotman.

"Pero fue la voz incandescente de King la que la convirtió en un clásico", dijo.

King siguió activo hasta el final de su vida y continuó actuando en giras. También estableció la Fundación Stand By Me, con sede en su casa de Teaneck, Nueva Jersey, para apoyar la educación de jóvenes.