Cimbra Arcade Fire el Rock in Río Lisboa

Los de Montreal cerraron hoy la fiesta del escenario principal en el penúltimo día del festival Rock in Río, en Lisboa. En el Palco Mundo se presentó la potente voz de Lorde.

La banda canadiense Arcade Fire despertó hoy a Lisboa con un potente espectáculo de su orquesta global en la cuarta jornada del Rock in Río, que también contó con la voz de la joven neozelandesa Lorde.

Los de Montreal cerraron con dos horas de repertorio la fiesta del escenario principal en el penúltimo día del festival, que celebra este año su décimo aniversario.

El grupo multi-instrumental recorrió toda su discografía desde su álbum debut Funeral (2004) al más reciente Reflektor (2013) sin defraudar en una osada puesta en escena.

La épica de su éxito "Wake Up" bajó el telón al son de imponentes tambores en un final que dejó al público coreando una vez encendidas las luces.

La pareja Win Butler y Rézgine Chassagne subieron al escenario acompañados de otros once músicos y ofrecieron su habitual orquesta de xilófonos, violines, saxofones, panderetas e instrumentos de bambú y metales reciclados.

Del oscuro álbum Neon Bible (2007), que fue grabado en una catedral, ofrecieron el pop barroco de "No Cars Go", aunque tampoco olvidaron dar frescura a la noche con los sonidos tropicales de "Haití" y "Brazil", que Chassagne bailó encantada.

Antes, con la tarde aún cayendo en el parque Bela Vista, el escenario principal empezó a vibrar con el cantautor británico Ed Sheeran, que se entregó como un agitador, guitarra en mano, a su soul-folk aderezado de hip-hop.

En el Palco Mundo se presentó Lorde, el nombre artístico de la neozelandesa Ella Yelich-O'Connor.

La cantante, de 17 años, enderezó la noche hacia su pop-electrónico amable frente a una multitud que se dejó llevar con su pegadizo éxito "Royals" con el que ha conquistado dos Grammy en la última edición de los premios.

La firme voz de la joven entonó los populares sencillos "Team" y "Tennis Court" y su mapa de concierto siguió casi al detalle su disco debut  (2013).

El festival se cierra mañana con la actuación del polifacético estadunidense Justin Timberlake. El encuentro musical deja recuerdos épicos como la entrada sorpresa en el escenario de Bruce Springsteen, durante el concierto de los Rolling Stones el pasado jueves.