Aplauden mexicanos al "Potrillo" en Madrid

Angélica Rivera, esposa del presidente Enrique Peña Nieto, así como Joaquín López-Dóriga, Andrés Guardado y Poncho Lizárraga acudieron al concierto.
La actriz y sus hijas junto al intérprete en backstage.
La actriz y sus hijas junto al intérprete en backstage. (Especial)

México

Luego de cuatro años de ausencia en España, Alejandro Fernández triunfó en el Palacio de los Deportes de Madrid en el marco de su Confidencias World Tour, donde estuvo acompañado por mexicanos que no dejaron de aplaudirlo, como Angélica Rivera, esposa del presidente Enrique Peña Nieto, y sus hijas Sofía, Fernanda y Regina Castro, así como el comunicador Joaquín López-Dóriga, el futbolista Andrés Guajardo y el músico Poncho Lizarraga.

Como un detalle especial, Angélica Rivera le obsequió ,al Potrillo el moño que lució en la parte de mariachi del concierto, que duró más de dos horas. La esposa del presidente Enrique Peña Nieto y sus tres hijas tuvieron la oportunidad de reunirse con el intérprete e incluso posaron para tomarse una foto, en la que lucen contentos por su encuentro.

En el Palacio de los Deportes de Madrid, el menor de los Fernández dio su mejor esfuerzo durante su recital, que inició con la interpretación del tema “Cóncavo y convexo”. López-Dóriga, según una fuente, se mostró emocionado con su actuación, ya que también disfrutó en ese mismo sitio, hace 35 años, de la música de Vicente Fernández.

Además de los mexicanos, 10 mil españoles abarrotaron el inmueble; para Alejandro Fernández este éxito con su público ibérico es resultado de un trabajo arduo; sin embrago, no deja de sorprenderse con esta respuesta.

“Ha sido un trabajo de años; la conexión ha ido creciendo cada vez más. Cada que voy a España me sorprende muchísimo el cariño que tienen por nuestro país y nuestra música. Contrario a lo que muchos pensarían, un 80 por ciento del publico son españoles y se saben todas las rancheras, aplauden y gritan muchísimo cuando salgo con el Mariachi”, explicó Fernández en una entrevista electrónica con ¡hey!

La euforia se apoderó de los españoles con cortes como “Mátalas”, “Hoy tengo ganas de ti”, “Cuando digo tu nombre”, “Se me va la voz”, “No”, “Que digan misa”, “Loco”, “Nube viajera” y un popurrí muy mexicano que dio por terminada la noche.